Miércoles 26 DE Junio DE 2019
Nación

La declaración de Juan Carlos Monzón como colaborador eficaz

Declaración ante juez de la mano derecha de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, en donde detalla la forma en que se negoció el usufructo de TCQ y la comisión de US$30 millones.

 

Fecha de publicación: 21-04-16
Por: Redacción elPeriódico

Juan Carlos Monzón fue el hombre de confianza de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, y quien realizaba labores de negociación para procurarle ganancias económicas al binomio presidencial.

Durante su declaración como anticipo de prueba en calidad de testigo protegido detalló el 12 de febrero pasado la forma en que negoció una jugosa comisión de US$30 millones para que el Ejecutivo levantara la suspensión del usufructo de la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ).

Cuando JCM conoció a Jonathan Chévez

“Jonathan Chévez, es un amigo que conocí en el asunto de las motos, que me lo presentó un amigo. Me iba a ayudar en poder manejar dinero en efectivo. Me presentó una cartera de servicios financieros, transferencias, cambio de dinero en efectivo a cheque, cambio de dólares en efectivo a cheques, transferencias internacionales, compra de bienes inmuebles, offshore, transportes de valores, cajillas de seguridad y hasta lingotes de oro”.

La cartera de servicios de Chévez

“Entonces Chévez me dijo. Mirá si me das US$10 millones yo te armo un banco de segundo piso en Australia, me dijo. Con ese banco yo te puedo dar cheques, chequeras, tarjetas de crédito, podés hacer transferencias a cuentas de un lado a otro, no tengás pena, no va a haber seguimiento. Dentro de su cartera financiera él tenía un cobro. Me cobró el 15 por ciento. Te cobro el 15 por ciento, te pago un uno por ciento a vos y yo me quedo con el 14. Perfecto, le dije, no hay ningún problema”.

Su otro amigo Raúl Osoy

“También acudí a otro amigo mío que se llama Raúl Osoy, constructor financista que lo conocí en campaña. Me dijo: no te preocupés, yo te puedo recibir, me dice. Le conté cuánto era el monto y todo y me dijo, sabés qué, yo les facturo a ellos, ellos me pagan a mí por cualquier concepto relacionado a puerto. Me pagan y yo te doy el dinero a vos en efectivo y lo único que te cobro es el ISR que tengo que pagar, pero el IVA yo tengo montón de crédito fiscal, o sea que te va quedar como un 10.5 por ciento más o menos”.

Juan José y “Los Argentinos”

“La reunión se hizo en el apartamento de la diagonal 6. Quiénes estábamos en esa reunión. Juan José Suárez, Gregorio Valdez y dos argentinos y yo. Gregorio Valdez y los dos argentinos era primera vez que los miraba. De los dos argentinos uno se llamaba Mauricio Garín, el otro más joven no me acuerdo cómo se llama. Y me los presentan, me dicen que ellos son el equipo de los argentinos que estaba en el cuadro que Ángel Pérez me había dado, y que en realidad ellos eran las personas que habían iniciado este proyecto de usufructo que “Goyo” Valdez había presentado al presidente Álvaro Colom en no sé qué país, y que ellos le habían presentado el proyecto y que por ellos era que el proyecto se estaba dando. Que no se terminó en el gobierno de Álvaro Colom, pero que se debía terminar en el gobierno de Otto Pérez, que por eso estaban incluidos ellos en el grupo de argentinos y que les correspondía 5 millones de dólares. Aparte de Juan José, me indicó y fue claro de que él no iba a volver a ver el tema de los pagos, sino que el que se iba encargar directamente de los pagos era Mauricio Garín. Que él era el hombre de confianza de Ángel Pérez y que se conocían de años atrás, y que él se iba encargar de los pagos en base al cuadro que me habían presentado. Les dije que con mucho gusto, que aceptaba eso pero que tenía que consultarlo con la señora Vicepresidenta, y que si ella me autorizaba que podíamos continuar”.

Juan José Suarez y los que debían pertenecer al grupo

“Me dijo: Yo te voy a decir una cosa Juan Carlos, me dijo, en este negocio y en otro que he hecho, lo menos que se puede aquí es dejar gente herida. Yo considero que las personas que realizaron este proyecto son las siguientes: Gustavo Alejos, Guillermo Lozano, Gustavo Martínez, Allan Marroquín, Bill Schwank, Julio Sandoval, “los Argentinos” y dentro de los argentinos “Goyo” Valdez. Esas son las personas que tienen que estar involucradas en esos 30 millones de dólares. Bueno, perfecto, si vos decís así, pues a mí me parece. Y así quedó. Y ahora tenés que estar vos metido, y le dije, de mí no te preocupés. Mi trabajo es que esto se haga y de mí no te preocupés”.

El proyecto se realizó por Allan Marroquín

“Allan y Bill me comienzan a decir ‘es que nosotros lo que queremos son dos cosas. Uno que se nos cumpla, ya que Allan me dijo que por mí está ese proyecto aquí, yo firmé, yo hice todo para que se diera y no puede ser’. Cosa que era falso señor Juez, porque cada vez que se necesitaba una firma de Allan Marroquín, él se iba y dejaba a Julio Sandoval para que firmara. Siempre. Fue claro que él lo que había pactado con Guillermo Lozano desde un inicio fue de tres millones de dólares. Que de esos tres millones quería 1.5 millones de dólares para él. y eso que él no sabía si estaba Gustavo, me mencionó a César Medina”.

“La Vice” decía quiénes sí y quiénes no

“Le hice el informe a la señora Vicepresidente de cómo me había ido, le dije quiénes estaban involucrados. Tajante, señor juez. Me indicó. Primero, el primer cuadro que me dio Juan José Suárez, cero, ni siquiera me mencionés a César Medina, no me mencionés al “Enano”, el Presidente no lo puede ver ni en pintura, o sea “Goyo” Valdez, yo no sé quiénes son “los Argentinos”, a Gustavo Martínez lo sacás de eso, incluso a mí me nombraron a que me hiciera cargo de TCQ, simple y sencillamente porque el Presidente le dijo a la Vicepresidenta que Gustavo Martínez se iba a hacer cargo, y ella le dijo que prefiero que sea Juan Carlos, y por eso me nombraron”.

JCM dice quiénes deben recibir dinero

“Los que van a firmar son los que tienen que recibir plata. Son Allan Marroquín, Bill, Julio y ustedes, usted y el señor Presidente únicamente, y yo lo que usted me considere dar. En el informe me puse un signo de interrogación porque ni sabía ni qué me iban a dar ni cuánto ni nada. Y bueno, me parece me dijo, entonces decile que es un 60-40 que nos vamos, siempre basados en los 30 millones de dólares. Les llevo la propuesta a ellos, a Allan y a Bill y a Juan José, e inmediatamente me dicen que no y que no, y que eso no era así. Primero que si querían dejar fuera a Medina, a Gustavo y a Guillermo Lozano, ellos no les importaba, pero que a “los Argentinos” ellos no los dejaban fuera que no y que no. Incluso Juan José fue tajante en decirme que si a los argentinos no se les da su dinero, cancelo el proyecto. Muy bien, así cortante de una vez. Le informé a la señora Vicepresidenta, algunas veces me escuchaba las recomendaciones y otras era la decisión que ella se tomaba. Le dije mire, esto ya va caminando, incluso no le había dicho de los 500 mil dólares que había de gasto, solo le había dicho yo de los 5 millones de “los argentinos”. Creía que eran 25 millones”.

Los que se quedaron en el negocio

“Las personas que se quedan en esto son las siguientes: el grupo de los argentinos, o sea Mauricio y “Goyo”, Allan, Bill, y Julio y ‘vos de mí no te preocupes’, le dije. Pero yo sé que me van a incluir. Perfecto, así quedó”.

Los Pagos

“Como eran 24.5 millones, el primer pago se haría de 10 millones, estaban fraccionados en ciertas fechas, y los otros 14 millones, esa empresa estaba que desde el 2012, iba a comprar acciones de TCQ y me dieron el borrador de una supuesta compraventa de acciones de TCQ a una empresa X nacional. Yo agarré el formato de la compraventa de acciones e hice que mi asistente, Soledad Barrios, me hiciera un análisis y llegamos a la conclusión que no era viable. Me dice: Licenciado y cómo va demostrar usted que la empresa X cuándo le compró y de dónde sacó el dinero para comprarle las acciones a TCQ en una cantidad de 14 millones. La cosa era que la empresa compraba 14 millones en acciones y ellos posteriormente en el transcurso del tiempo yo les devolvía sus acciones vendiéndoselas nuevamente, y ellos pagándome el resto de los 14 millones. O sea, iba a ser un proceso, una compra que realmente no iba a tener sustento de cómo la empresa del socio local iba a poder comprar las acciones y en base a eso se decidió definitivamente de que ya no había socio local, que ya no había empresa sino que los 24 millones tenían que pagarse, desde el 2013 hasta el 2016, pero la señora Vicepresidenta me dijo que no, olvídate, esos 24 millones te los tienen que pagar antes de que salgamos del gobierno, por lo menos en octubre 2015, si no, ya no les mirás el cacho”.