Martes 12 DE Noviembre DE 2019
Nación

Guatemala llama a su embajador en Belice tras asesinato de niño chapín por soldados beliceños

“Es un cobarde y desmedido ataque”, que tiene “la total condena del Estado de Guatemala”, señala presidente Jimmy Morales desde Estados Unidos donde continúa en gira.

 

Fecha de publicación: 21-04-16
Regimiento Caballería 1ra Brigada PETEN realiza movimiento en cumplimiento a orden del Presidente de Guatemala
Por: Sonia Pérez / AP

GUATEMALA (AP) — El gobierno guatemalteco denuncia y condena el asesinato de un niño de 13 años a manos de soldados beliceños en la zona fronteriza.

“Es un cobarde y desmedido ataque”, que tiene “la total condena del Estado de Guatemala”, dijo el presidente Jimmy Morales en un pronunciamiento hecho desde Estados Unidos donde se encuentra en gira de trabajo.

El mandatario afirmó que como respuesta de la agresión ha llamado a consultas a su embajador en el país vecino, mientras Belice investiga y pone ante la justicia a quienes asesinaron al menor.

Julio René Alvarado Ruano, su padre y su hermano fueron atacados el miércoles cuando realizaban labores de siembra cerca del río Sarstún, ubicado en el norteño departamento de Petén. El Sarstún se ubica en la parte sur de la línea de adyacencia y está bajo el resguardo del gobierno guatemalteco.

Guatemala, que tiene un conflicto territorial con Belice desde hace más de 150 años, denomina línea de adyacencia a la zona fronteriza y que incluye un kilómetro hacia dentro de cada país.

Carlos Alberto Alvarado Ramírez, de 48 años, y Alberto Alvarado, 11, resultaron heridos. Según el mandatario, el cuerpo del menor aún permanece en manos de soldados beliceños.

“¿Qué amenaza representa para su soberanía dos niños?”, cuestionó Morales a las fuerzas de seguridad de Belice.

 

“Hemos decidido que a partir de este momento ejerceremos un estricto ejercicio de protección a la soberanía del río Sarstún y a todas las líneas de adyacencia para garantizar que no se den más abusos por parte de las fuerzas de Belice en contra del territorio y población guatemalteca”, dijo.

 

Guatemala mantiene una disputa territorial con Belice, ex colonia inglesa. En 1991 reconoció la independencia de Belice, pero aún mantiene el reclamo territorial en su contra.

 

Ambos estados acordaron realizar consultas populares en cada país para conocer la opinión de la población sobre el tema, aunque por diversos motivos no han podido realizarse. El conflicto cuenta con la mediación de la Organización de Estados Americanos.

 

El gobierno de Belice aún no se pronuncia por estos hechos.

 

 

Y la agencia AFP reportó este cable noticioso:

 

Presuntos soldados beliceños asesinan a campesino guatemalteco

 

Presuntos soldados de Belice asesinaron a un joven guatemalteco de 15 años e hirieron a su padre y un hermano en una zona de la frontera no demarcada entre ambos países, que mantienen un añejo litigio territorial, informó una fuente oficial.

 

El ministro de la Defensa de Guatemala, William Mansilla, dijo a periodistas locales que la víctima mortal fue identificada como Julio Alvarado, de 15 años.

 

Explicó que el incidente se registró la noche del miércoles cuando la familia regresaba a su vivienda después de hacer labores agrícolas en la comunidad San José Las Flores, del departamento de Petén (norte), cerca de la zona de adyacencia, como le llaman a la frontera no delimitada entre las dos naciones.

 

En el ataque resultaron también heridos el padre de la víctima Carlos Alvarado, de 40 años, en la pierna izquierda, y su otro hijo de 12, con un balazo en el brazo izquierdo. Ambos fueron remitidos a un hospital de Melchor de Mencos, unos 525 km al norte de la capital guatemalteca.

El funcionario lamentó el nuevo incidente con Belice, tras indicar que al lugar movilizaron 30 elementos de seguridad, entre ellos integrantes del Ejército.

El diferendo territorial lleva más de 150 años. Aunque Guatemala reconoció la independencia de Belice en 1991, le reclama a su vecino 12.272 km2, equivalente a 50 por ciento del territorio de la excolonia británica, incluyendo varias islas y cayos.

Ambas naciones acordaron elevar el caso a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), pero antes se tiene que realizar una consulta popular en cada país con fechas por definir.