Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Nación

“En la lista de prioridades el tema soberanía para mí está de último” Embajador Todd Robinson

 

Después de que estudiantes de agronomía le enseñaran a cortar varias hortalizas recién sembradas en el patio de su residencia, el embajador de Estados Unidos (EE. UU.) en Guatemala, Todd Robinson, respondió a los señalamientos y recomendaciones de parte del nuncio apostólico Nicolas Thevenin y Cancillería (a través de una carta) sobre una supuesta injerencia extranjera en el país.

Fecha de publicación: 08-04-16
El representante de EE. UU. en Guatemala respondío tranquilamente sobre lo importante para él. Por: Cindy Espina cespina@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

De manera tranquila el embajador dijo que entre sus prioridades, el problema en torno a la soberanía ocupa el último lugar.

“Cuando hay gente muriendo de hambre, cuando no hay medicamentos en los hospitales, cuando hay gente que no tiene energía y agua en este país. Yo creo que es muy interesante que haya gente hablando de estar ofendida de mis palabras, pero no están ofendidos de que la gente esté muriendo de hambre”, expresó el diplomático estadounidense.

Según Robinson, sus palabras no eran respuesta directa al Nuncio, sin embargo al final de sus declaraciones manifestó que no le importa lo que diga el diplomático religioso, así como el “pensamiento” de la gente que se siente ofendida por sus declaraciones. El embajador de Estados Unidos agregó no tener miedo en caso el Ejecutivo disponga retirarlo del país por sus declaraciones, ya que podría estar violentando lo establecido en códigos internacionales sobre diplomacia.

“Las palabras del Nuncio, los pensamientos de gente que se siente ofendida por mis palabras no me importa. La situación en el Occidente, la del Corredor Seco me importa, la lucha contra la corrupción, la falta de transparencia, el Congeso que está luchando por sus privilegios pero no están atacando los problemas serios del país, eso me importa”, dijo.

El debate sobre supuesta injerencia en el país tuvo origen en una reunión de la comunidad internacional en la sede de la Nunciatura el 10 de marzo, Thevenin pidió a sus compañeros diplomáticos no injerir en asuntos internos de Guatemala. Ese mismo día, el Ministerio de Relaciones Exteriores envió a los embajadores una carta en donde les manifestaba abstenerse de hacer comentarios en los medios de comunicación sobre los asuntos internos del país.

Esta situación originó que el presidente Jimmy Morales y el vicepresidente Jafeth Cabrera se pronunciaran también sobre el tema de la injerencia y respondieran con frases como: “lo que se ve, no se pregunta”, al cuestionarle al mandatario si existía injerencia de otros países en Guatemala.

El internacionalista independiente Roberto Wagner indicó que en cuestiones de fondo, las palabras de Robinson son acertadas, ya que reflejan el sentir de la mayoría de guatemaltecos, en cuanto a las prioridades del país.

El analista indicó que le llama la atención que el tema menos importante para el estadounidense sea la soberanía, además que “sus palabras no fueron las mejores, porque no resulta muy diplomático, que no le importe la opinión de su  homólogo (el Nuncio)”, señaló Wagner.

¿Reformas constitucionales?

Al cuestionarle al embajador de Estados Unidos, Todd Robinson, si había mantenido reuniones con los presidentes del Ejecutivo y Legislativo para impulsar reformas constitucionales, este negó que los encuentros entre las autoridades y él tuvieran como fin generar cambios en la Constitución del país, e indicó que ese asunto le corresponde a los guatemaltecos decidir. Lo que a EE. UU. sí le interesa es que se luche contra la corrupción y mejore la seguridad en Guatemala, porque esas son las principales consecuencias de la migración.

Etiquetas: