Martes 18 DE Septiembre DE 2018
Nación

Baldetti y Pérez Molina, un encuentro entre miradas que no se cruzaron

 

Quienes hasta hace apenas un año dirigían juntos un país, se mostraron distantes entre sí este lunes, pues ni si quiera cruzaron miradas y mucho menos intercambiaron un saludo. Se trata del expresidente de la República, Otto Pérez Molina, y la ex vicemandataria Roxana Baldetti, quienes hoy acudieron al Juzgado B de Mayor Riesgo en donde se llevaría a cabo la audiencia de etapa intermedida del caso de defraudación aduanera conocido como “La Línea”.

Fecha de publicación: 28-03-16
Por: Nancy Álvarez elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Otto Pérez Molina ingresó a las 5:30 de la mañana a la Torre de Tribunales, pese a que la audiencia estaba programada para tres horas después. Su rostro no mostró emoción alguna cuando fue abordado por periodistas y posteriormente fue ingresado a una carceleta en el interior del Juzgado. Previo a la diligencia, permaneció la mayor parte de pie y solamente se limitó a conversar con su abogado defensor.

Mientras el tiempo transcurría e incluso se registró un retraso de una hora para el desarrollo de la audiencia, el juez a cargo del caso, Miguel Ángel Gálvez, los sindicados, los abogados defensores y los periodistas continuaban a la espera de que Baldetti ingresara a Tribunales. Y fue hasta aproximadamente las 9:35 cuando hizo su ingreso.

Según el portavoz del Sistema Penitenciario, Rudy Esquivel, el “retraso técnico”, como él lo denominó, se debió a que la exfuncionaria fue sometida a una evaluación médica en el interior de la cárcel Santa Teresa, en donde guarda prisión, mismo que se procedió a hacer tras una solicitud de la propia Baldetti, quien afirmaba que sufría quebrantos de salud, motivo por el cual los médicos buscaban establecer con exactitud su estado. Pero, por orden del juez fue trasladada a Tribunales.

Foto cortesía Prensa Libre

Foto cortesía Prensa Libre

Tras la espera, Baldetti se hizo presente al Juzgado y fue ahí cuando se dio el encuentro, aunque indirecto, con Pérez Molina. Él la observaba desde el interior de la carceleta mientras ella ingresaba, sin embargo la ex vicemandataria se limitó a dirigirse al lugar que le fue asignado en la sala, sentarse y escuchar al juez.

Por medio de redes sociales los guatemaltecos han expresado múltiples comentarios acerca de lo ocurrido en el reencuentro público de los exgobernantes, a quienes desde hace meses no se les había observado en un mismo lugar, y utilizando su creatividad han creado las imágenes conocidas como “memes” para criticar la falta de acercamiento.

Al parecer actualmente lo único que Pérez Molina y Baldetti comparten son las acusaciones presentadas en su contra por parte del Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), por presuntamente liderar la estructura de defraudación aduanera. Ambos son señalados de los delitos de asociación ilícita, caso especial de defraudación tributaria y cohecho pasivo.

En cuanto a la audiencia, la misma finalmente fue suspendida por el juez debido a que existen acciones pendientes por resolver, las cuales fueron presentadas ante Corte de Apelaciones por parte de la Procuraduría General de la Nación tras quedar excluida como querellante adhesivo en el proceso.

Etiquetas: