Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Nación

Reestructuración de la SAT deja fuera integración del Directorio

La mesa técnica empezará a aprobar la iniciativa esta semana, luego de llegar a un acuerdo en el tema del Directorio y del secreto bancario.

 

 

Fecha de publicación: 15-03-16
El Ministro de Finanzas durante el seminario internacional Hacia una agenda efectiva de transparencia en Guatemala, organizado por el Icefi, el BM y GIFT. Por: Lorena Álvarez lalvarez@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

La Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) tendría un nuevo modelo de autoridades con la reestructura que esta semana se empezará a aprobar para llevar una iniciativa al Congreso antes de que finalice este mes.

Luego de casi 30 días de trabajo, la mesa técnica cuenta con una propuesta que presentará a la comisión implementada por la sala de Finanzas del Congreso, que trabaja el tema de la reestructura de la SAT en base a las iniciativas del Ministerio de Finanzas Públicas (Minfin) y del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi).

En la propuesta, el diputado Carlos Barreda, coordinador de la mesa técnica, explicó que el actual Directorio de la SAT daría paso a la figura de una autoridad máxima conformada por el Banco de Guatemala (Banguat), el Ministerio de Economía (Mineco), el Minfin y la Secretaría General de Planificación de la Presidencia (Segeplan).

Esta autoridad, que podría llamarse “Junta directiva”, tendría a su cargo las actividades de dirección estratégica, rendición de cuentas y supervisión. Se integraría con funcionarios de esas dependencias que se reunirán en menos ocasiones que los actuales directores, se estableció.

Barreda dijo que el 80 por ciento de los temas que revisa el Directorio se refieren a los recursos que interponen los contribuyentes en materia administrativa, de aduanas y tributos que ahora estarían a cargo de un tribunal específico integrado por técnicos de la SAT.

Este jueves se haría una reunión para aprobar los artículos de la iniciativa, por lo que la última semana de este mes se entregará al Legislativo para que inicie el trámite de aprobación.

Otro de los aspectos que se incluirán en la normativa es la propuesta del Icefi para modificar los artículos en el Código Tributario y en la Ley de Bancos y Grupos Financieros para levantar el secreto bancario con fines fiscales.

Genera debate

Desde abril del año pasado, con la captura de funcionarios de la SAT implicados en la red de defraudación aduanera La Línea, la institución quedó en crisis, de la cual se le pretende rescatar y fortalecer. La situación de esa entidad incluso obligó a los organismos internacionales a cerrar las ventanillas de crédito para el país, pues advirtieron el grave riesgo de la situación del ente recaudador.

A criterio del exministro de Finanzas, Edgar Balsells, la propuesta de cambiar la actual figura del Directorio es un paso positivo porque el cambio daría neutralidad a las decisiones de la SAT y sería menos oneroso. Son al menos Q25 mil mensuales los que se erogan en cada director por las sesiones en las que participa, indicó.

Pero para la consultora fiscal, Gladys Monterroso, es errónea la idea de cambiar al Directorio, pues a su criterio la SAT necesita un ente rector y lo que se tiene que hacer es fortalecerlo y evitar el acomodo que tuvieron los directores que estaban con carácter vitalicio, dijo.

“Llevar a funcionarios de otras dependencias es un error, pues la mayoría de entidades que se proponen ya participan en otros directorios –Junta Monetaria, Seguro Social, entre otros– y sería colocarles una carga adicional con una instancia tan compleja como la SAT”, declaró Monterroso.

Un cuestionado directorio

El Directorio de la SAT está integrado por ocho directores y presidido por el Ministerio de Finanzas.

Los anteriores titulares estuvieron en el cargo desde la creación de la SAT y el año pasado se completó un proceso para relevarlos, sin embargo, este se estancó por el caso La Línea y fue hasta febrero pasado que el mandatario nombró a los nuevos directores. El director titular Mario Velasco, está pendiente de que le acepten la renuncia y también se espera que se ocupe el espacio de María Elena Ávila, que renunció poco después de su nombramiento.


“Tener un Tribunal Administrativo, Tributario y Aduanero en la SAT podría ser inconstitucional porque los tribunales son parte de la CSJ”.

Gladys Monterroso, consultora fiscal.

Etiquetas: