Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Nación

Pérez y Baldetti habrían obtenido Q3.9 millones en un mes

El colaborador de la fiscalía  ahondó en las amenazas que recibió para no declarar contra el expresidente. La CICIG pidió al Estado protegerlo.

 

 

Fecha de publicación: 10-03-16
Estuardo González declaró ayer que Ricardo Grijalva fue uno de quienes le advirtieron, en nombre de Otto Pérez Molina, que no declarara. Por: JOSÉ DAVID LÓPEZ jlopez@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

En el segundo día de su confesión,  Salvador Estuardo González Álvarez, alias Eco, afirmó que Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti obtuvieron Q3.9 millones  de las coimas cobradas en las aduanas del país. Ese monto, según su testimonio, fue conseguido en un mes

La defensa intentó que el contenido de la computadora de González Álvarez no fuera expuesto, sin embargo, Miguel Ángel Gálvez –titular del Juzgado B de Mayor Riesgo– negó esa petición y autorizó al Ministerio Público (MP) para mostrar los documentos hallados en el aparato electrónico.

Los archivos luego fueron explicados uno a uno por Eco. Los abogados de los implicados continuaron protestando, pero no lograron detenerlo. Dos de esos informes contenían el registro de las cifras otorgadas al exbinomio presidencial, que ahora permanece en prisión.

Los reportes, según González Álvarez, eran elaborados semanalmente. En uno de estos fue consignada la entrega de Q1. 4 millones y en otro fue plasmada la cancelación de Q2.5 millones a Pérez y Baldetti –identificados con los alias de 1 y 2–. Dichas transacciones ocurrieron entre el 31 de julio  y el 26 de agosto de 2013.

El control de las comisiones ilegales obtenidas por la red dedicada a defraudar al fisco fue realizado por Eco. En los documentos colocaba el número de entregas, la cantidad, la fecha, la cuota para  Pérez Molina y Baldetti y la fracción que recibía el resto de la estructura criminal.  González Álvarez, además, confesó que se realizaban proyecciones sobre los sobornos que debían recibir.

Después de detallar dichos informes, Eco continuó explicando otros archivos diferentes obtenidos de su computadora. En uno estaba el listado de personal ­–52 en total– que debía ser removido de las diferentes aduanas que controlaba La Línea. Pérez Molina dijo que eran muchos, según afirmó González Álvarez.

El fiscal Juan Francisco Sandoval cuestionó al sindicado sobre un documento en el que estaba escrita la palabra “TGORA”. Eco respondió que se trataba de un helicóptero y declaró que las últimas tres letras hacían referencia a Otto, Roxana y Alejandro. Sin embargo, comentó que no tenía más conocimiento sobre la aeronave.

ENTRETELONES DE LA AMENAZA

González Álvarez también profundizó en las amenazas que recibieron él y su familia. Estas, recalcó, provenían de Ricardo Grijalva, un abogado al que identificó como asesor de Juan de Dios Rodríguez, expresidente del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), quien guarda prisión por un contrato millonario anómalo en esa entidad.

Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de Baldetti, confirmó ayer a su abogado Alexis Calderón como su defensor.

Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de Baldetti, confirmó ayer a su abogado Alexis Calderón como su defensor.

Según Eco, después de ser capturado el 16 abril del año pasado, Grijalva visitó a su esposa para decirle que “el Ejecutivo” se haría cargo de los gastos de su defensa. Sin embargo, le advirtió que no se mencionara a Pérez Molina.

González Álvarez relató que en una reunión con César Calderón, su defensor cuando inició el proceso judicial de La Línea, le dio a conocer que deseaba ser colaborador eficaz. En esa ocasión, de acuerdo con Eco, el abogado le indicó que existían dos vías para tomar ese camino: una que el mismo González Álvarez pagara sus servicios y la otra que continuaran recibiendo el dinero del Ejecutivo.

No obstante, Eco decidió contratar al  abogado Alexis Calderón, quien ahora lo representa. Esa decisión provocó que Grijalva se comunicara con la pareja de González Álvarez, para cuestionarla sobre el cambio y advertirle que si delataba al entonces Presidente “estaría en riesgo”.

Ayer, el jurista negó que el Ejecutivo le haya pagado para defender a Eco. “No es cierto, no me contrató el Ejecutivo y no lo conozco”, dijo.

El jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, pidió ayer al Estado que protegiera la vida de González Álvarez. En su cuenta de Twitter, el Comisionado redactó: “es deber de las autoridades de Guatemala proteger la vida de Salvador Estuardo González ECO, notoriamente en peligro por su colaboración”.

¿Otro colaborador?

Ayer se evidenció en la judicatura que González Álvarez podría no ser el único que hablará, pues Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de Baldetti, se encuentra en trámites para también ser colaborador eficaz.

El sindicado llegó al juzgado de alto impacto para confirmar al jurista Alexis Calderón como su defensor, lo que generó protestas de parte de otros abogados defensores.

EL PERSONAJE MISTERIOSO

Durante su declaración, Salvador Estuardo González dio a conocer que empresas como Bulock’s, entre otras, defraudaban a las aduanas del país antes de formarse la estructura conocida como La Línea. Esa información, aseguró, la conocía una persona que fue candidato presidencial y actualmente es representante de una organización importante del país, quien mantuvo una relación cercana a Francisco Ortiz Arriaga, alias el Teniente Jerez, miembro de La Línea.

Etiquetas: