Sábado 19 DE Octubre DE 2019
Nación

Encerrada por primera vez en carceleta de Villa Nueva, Roxana Baldetti intenta ocultarse tras lockers

Mientras tanto, empresario Uri Roittman le dice al juez estar dispuesto a someterse al polígrafo.

Fecha de publicación: 03-03-16
Por: Tulio Juárez / A. Martínez

Video: Félix Acajabón

 

Villa Nueva – Con una novedad ha arrancado hoy el tercer día de la audiencia de primera declaración de los sindicados por la estafa de Q22.8 millones al Estado, por la “fórmula mágica” pagada para sanear las aguas del lago de Amatitlán: Ingrid Roxana Baldetti Elías por fin fue ingresada a la carceleta del Juzgado de Primera Instancia de Villa Nueva, junto a las otras procesadas.

Sin embargo, ex vicepresidenta optó por intentar evadir ser fotografiada tras las rejas y fue a colocarse a la par de la fila de casilleros (lockers) metálicos, pero reporteros gráficos se la ingeniaron para captarla. Su “encarcelamiento” ocurre luego que, ayer, el ministro de Gobernación, Francisco Rivas, asegurara que no se había ordenado ningún privilegio para ella ni otro reo.

 

Foto: Félix Acajabón

 

El martes para la primera jornada de esta diligencia, la exalta funcionaria fue trasladada al juzgado por el Sistema Penitenciario (SP) desde el Centro Preventivo Santa Teresa, de la zona 18, sin “esposas” y en un vehículo tipo agrícola. Incluso fue favorecida al no meterla a la carceleta, lo cual despertó una serie de comentarios en contra de las autoridades.

Pero el miércoles cambió la historia –a raíz de los señalamientos- y arribó con grilletes en las muñecas a Villa Nueva en un “camioncito” penitenciario de alta seguridad. Y se le puso detrás del enrejado, por lo que acompaña al resto de mujeres sindicadas de diverso tipo de delitos por el caso Amatitlán, según el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG).

Listo para el polígrafo

Durante la audiencia de esta mañana, Uri Roitman y/o Hugo Rodolfo Roitman Braie, el empresario de origen israelí señalado de asociación ilícita y cohecho activo en la estafa al Estado por los 23 litros de la “fórmula” vertida en el lago, ha dicho al juez –entre incontables cuestiones- estar plenamente dispuestoa someterse al detector de mentiras (polígrafo), porque él solo “dice la verdad”.

(Ampliaremos)