Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Nación

Ex-Ministra debe responder por caso Amsa dice PGN

Michelle Martínez, mientras fungía como titular del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) participó en cada una de las reuniones en las que se planeó, acordó y adjudicó los dos contratos por excepción por un total de Q137.8 millones a la empresa M. Tarcic Engineering, para el proyecto de saneamiento del lago de Amatitlán, que resultó ser un fraude dirigido por Roxana Baldetti por medio de su hermano Mario.

Fecha de publicación: 25-02-16
Michelle Martínez, exministra de Ambiente junto a Hanan Elraz, supuesto creador de la fórmula.
Más noticias que te pueden interesar

Por esto la Procuraduría General de la Nación (PGN) considera que Martínez, quien en ese momento también ostentaba el cargo de Secretaria Adjunta del Partido Patriota (PP), tiene responsabilidad legal sobre ese contrato anómalo que le costó al Estado por lo menos Q22.8 millones.

“Después que salió a luz en ‘elPeriódico’ (19 de febrero 2015) la adjudicación anómala de los contratos, Martínez decide ya no participar y delega a un representante de ese ministerio”, detalló Magaly Herrera, jefa de abogacía del Estado del Área de Medio Ambiente de la PGN.

La PGN solicitó el 30 de marzo, tres meses después de que se adjudicaron los contratos, el informe sobre los instrumentos ambientales de esa empresa aprobados por el MARN, ya que habían constatado que la firma israelí no tenía licencias sanitarias y Estudios de Impacto Ambiental (EIA), y aunque Martínez tenía conocimiento de ello, no se opuso a la adjudicación.

El 13 de mayo, por medio del oficio MI-524-2015, Michelle Martínez le notifica a la PGN, que el 18 de marzo de ese año la empresa M. Tarcic inició el EIA, sin embargo, en ese mismo oficio, informa que seis días después la misma empresa desiste del proceso, pero el proyecto continuó su marcha.

“Ese contrato va porque va”

>Esas reuniones se hicieron clandestinamente y sin la participación de ninguno de los delegados de la Mesa de Junta de Representantes de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlán (AMSA).

“El proyecto fue presentado a la Mesa como propuesta un mes antes de adjudicarlo, después ya no se nos tomó en cuenta”, relató un integrante que prefirió no ser nombrado.

“Yo propuse que mejor había que trabajar un proyecto que tratara de fondo las causantes de la contaminación del lago, pero la respuesta de Pablo González, fue: ese proyecto va porque va, y punto”, narró la fuente.

Etiquetas: