Lunes 24 DE Junio DE 2019
Nación

MP y CICIG detectan un tercer caso de corrupción en la SAT

El Superintendente Interino Elder Fuentes es uno de los 12 detenidos, sindicados de operar ilícitamente a favor de la compañía Aceros de Guatemala, S.A.

 

 

Fecha de publicación: 13-02-16
Por: Evelyn Boche y José López elPeriódico
Miguel Ángel Gálvez,  del Juzgado B de Mayor Riesgo, dio a conocer el motivo de detención de los trabajadores de la SAT y ejecutivos de Aceros de Guatemala.

Miguel Ángel Gálvez, del Juzgado B de Mayor Riesgo, dio a conocer el motivo de detención de los trabajadores de la SAT y ejecutivos de Aceros de Guatemala.

El Ministerio Público le imputará nuevos cargos al exjefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) Omar Franco Chacón –que enfrentará debate oral y público por su participación en la red de defraudación aduanera La Línea– debido a más hallazgos de corrupción en el ente recaudador que lo involucran a él y a otras 12 personas.

Durante un operativo conjunto entre el Ministerio Público y la Policía Nacional Civil desarrollado ayer con el apoyo de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) fueron detenidos nueve trabajadores de la SAT entre ellos el intendente de fiscalización Elder Hermelindo Fuentes García y el director de la Intendencia Jurídica Alfonso Romeo Castillo Castro.

Además fueron detenidos los representantes legales y mandatarios de las empresas Tres Puertos y Aceros de Guatemala Pedro José Raúl Paiz Valdez, Alfredo Muñoz Ledocarrillo y Rigoberto Chacaj Soc.

En un comunicado de prensa, el ente encargado de la persecución penal informó que las pesquisas iniciaron a partir de conversaciones telefónicas interceptadas durante la investigación del caso de defraudación aduanera que involucra a los exjefes del Ejecutivo. La investigación está a cargo de la Fiscalía de Delitos Económicos con apoyo de la CICIG.

La nota de prensa del MP detalla que Aceros de Guatemala por conducto de Tres Puertos se sirvió de la red de corrupción liderada por Franco Chacón y Giovanni Marroquín Navas, también acusado en el caso La Línea, para conseguir la desestimación de tres querellas en contra de dicha compañía por Q255 millones 612 mil 266.

Como resultado de las pesquisas, también se determinó que Aceros de Guatemala se valió de la red para agilizar un pago por Q11.8 millones correspondiente a la devolución de crédito fiscal a cambio de sobornos a favor de directivos y exdirectivos del ente recaudador. Esa compañía ha obtenido Q95 millones por ese concepto.

A los sindicados se les imputarán los delitos de asociación ilícita, cohecho activo, cohecho pasivo, tráfico de influencias, obstaculización de la acción penal y colusión.

Citados para el lunes

Miguel Ángel Gálvez, titular del Juzgado B de Mayor Riesgo, dio a conocer el motivo de detención a los trabajadores de la SAT y ejecutivos de Aceros de Guatemala y ordenó su reclusión temporal dentro de la Brigada Militar Mariscal Zavala. El juez solicitó a los defensores que llegaran el lunes a la judicatura para conocer la fecha en que se programará la audiencia de primera declaración, la cual, según se dio a conocer, podría ser el miércoles.

Algunos de los detenidos afirmaron que desconocían los señalamientos en su contra. Otros prefirieron callar ante las preguntas insistentes de los periodistas. Uno a uno fueron trasladados hacia la Torre de Tribunales, pues fueron capturados en diferentes lugares.

A criterio de Javier Monterroso, consultor del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales, es preocupante que la entidad encargada de recuperar recursos para el Estado acumule la mayor cantidad de señalamientos por casos de corrupción. “Esto evidencia falta de control y supervisión, puesto que toca a altas autoridades como intendentes y mandos altos”, añadió.

Monterroso comentó que hace algunos años efectuó un estudio sobre los expedientes por delitos tributarios que llegan al sistema de justicia son de poca monta, lo que hace inferir que los grandes casos de evasión se dilucidan extrajudicialmente, mediante acuerdos ilícitos con funcionarios de la SAT.

Monstruo de mil cabezas

Elder Fuentes fue nombrado como director interino del ente recaudador luego de que la institución quedó acéfala por la captura de Omar Franco, señalado como uno de los mandos medios de la red de defraudación aduanera autodenominada La Línea.

El antecesor de Franco, Carlos Muñoz, también enfrenta proceso penal por la defraudación de no menos Q28 millones en las principales aduanas del país.

Juicios en puerta

Otras dos causas penales por corrupción en la Superintendencia de Administración Tributaria han sido llevadas ante la justicia. La apertura a juicio del “Caso Redes”, que involucra al ex secretario Privado de la Presidencia Gustavo Martínez, por tráfico de influencias para que la empresa Jaguar Energy se estableciera como depósito aduanero fue suspendida el pasado 13 de enero. En marzo, el juez de mayor riesgo Miguel Ángel Gálvez determinará si los sindicados en el caso La Línea, entre ellos el expresidente Otto Pérez y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, enfrentarán o no debate oral y público por los delitos de asociación ilícita y defraudación aduanera, entre otros.

Q11.8

Millones fue el crédito fiscal que obtuvo Aceros de Guatemala gracias a la red de corrupción en la SAT, según el MP.



  • Más