Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Nación

Muere general golpista y exjefe de Gobierno Óscar Humberto Mejía Víctores

Sucesor de Ríos Montt deja de existir a los 86 años por complicaciones broncopulmonares y, en cuestión de pocas horas, se le inhuma en el Cementerio General capitalino.

 

 

Fecha de publicación: 01-02-16
Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

En las redes sociales se ha confirmado el fallecimiento del general de brigada Óscar Humberto Mejía Víctores, de 86 años, jefe de Estado del 8 de agosto de 1983 al 14 de enero del 86 tras derrocar como Ministro de la Defensa Nacional al entonces presidente de facto José Efraín Ríos Montt, quien el 23 de marzo del 82 había depuesto al también general Fernando Romeo Lucas García.

Nacido el 9 de diciembre de 1930, se convirtió en el último militar activo en dirigir el Estado, dejó de existir la madrugada de hoy como consecuencia de complicaciones broncopulmonares en su vivienda ubicada en la zona 14 de la ciudad de Guatemala, indicaron fuentes allegadas a la familia, que de la forma más privada posible lo inhumó a las 15:30 horas en el Cementerio General.

Mejía Víctores se convirtió en el gobernante de hecho que puso fin a una seguidilla de regímenes encabezados por generales del Ejército –aunque de baja- y quien entregó el poder el 14 de enero de 1986 al democristiano Marco Vinicio Cerezo Arévalo, al instalarse la nueva “etapa democrática” de la República con la entrada en vigencia de la Constitución Política aprobada por la Constituyente en 1985.

El entonces Jefe de Gobierno siguió de Ministro de la Defensa, disolvió el Consejo de Estado, suprimió los Tribunales de Fuero Especial creados por Ríos Montt, emitió los decretos-ley que dieron vida a la Asamblea Nacional Constituyente, y se creó el Tribunal Supremo Electoral que normó los comicios generales de noviembre y diciembre de 1985.

 

Se libra de juicio

El 5 de enero de 2012, la jueza A de Mayor Riesgo, Carol Patricia Flores, resolvió cancelar la persecución penal contra Mejía Víctores, al considerar que por sus achaques de salud no podía enfrentar el juicio por el delito de genocidio, figura incluida en el expediente del Ministerio Público sobre masacres en las comunidades Plan de Sánchez, Baja Verapaz, y el Triángulo Ixil, Quiché.

La funcionaria justificó que el exjefe de Gobierno militar padecía, según dictámenes forenses del Inacif, una serie de impedimentos físicos y psicológicos que lo inhabilitaban para enfrentar las acusaciones en el Tribunal de Alto Impacto, ante lo que suspendió por tiempo indefinido las actuaciones en contra suya. Otros exaltos jefes castrenses también estaban procesados, como Ríos Montt.

Etiquetas: