Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Nación

Taracena anula 54 plazas aprobadas “contrarreloj” por su antecesor en la presidencia legislativa, Luis Rabbé

Otorgamiento de empleos de “último momento” implicaría un gasto mensual de Q500 mil y Q6 millones al año.

 

 

Fecha de publicación: 27-01-16
Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

“… no hay ningún solo diputado que se salve o que se quiera venir a echar baños de pureza, todititos tuvimos pecados…”, advirtió hoy el presidente del Legislativo, Mario Taracena Díaz-Sol (UNE), al anunciar la anulación de 54 puestos de trabajo que en diciembre fueron aprobadas por Luis Rabbé Tejada, quien le antecedió en el cargo hasta el pasado 14 de enero.

Precisamente la cabeza del organismo recibió esta tarde en su despacho la visita protocolaria del jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez Gómez, a quien –entre otros aspectos abordados en la plática- solicitó profundizar en sus investigaciones sobre “plazas fantasma”, en las que los beneficiados no llegan a laborar.

Según el representante de la Unidad Nacional de la Esperanza, la Directiva decidió no contratar a las 54 personas que permanecían en etapa de prueba, en especial porque en el “Congreso somos expertos en justificar puestos”, aunque –como ocurre en el presente caso- estos no se justifican, mas el mensaje es claro: “no más plazas, no más justificaciones de querer contratar más gente…”.

Luego de analizar este tema, en particular, porque las plazas fueron creadas en diciembre pasado y la gente contratada “contrarreloj”, los directivos resolvieron “no más” porque el Parlamento cuenta con demasiado personal. Por ende, los 54 a prueba, pero que resultan afectados, serán debidamente notificados, subrayó Taracena.

Con la cancelación de esa cantidad de empleos “de último momento” la Asamblea Nacional se ahorrará un gasto mensual de aproximadamente Q500 mil y de por lo menos Q6 millones al año. Desafortunafamente esas personas quedan sin trabajo, debido a que tampoco se les contratará dentro de ningún otro renglón, hizo ver el dignatario.

Dijo entender que con la serie de medidas correctivas que él ha aplicado a la fecha, el resto de congresitas “no está con la mejor sonrisa”, aunque deben “entender que estamos viviendo una etapa de mucha vergüenza, y la tenemos que vivir con humildad, aceptar los errores, entender que fuimos todos…” –los 158 integrantes de la legislatura- los responables del actual estado interno de cosas.

Taracena reiteró que indudablemente en el Parlamento guatemalteco existen “excesos, abusos, (pero) nada ilegal, si quieren inmoral, pero hasta allí…”, y que la cuestión es como la enfermedad del alcoholismo; “levanten la mano, señores diputados: ¿Tenemos problemas? Sí, sí tenemos problemas y debemos resolverlos”, concluyó.

Etiquetas: