Domingo 18 DE Agosto DE 2019
Nación

Amparos podrían cambiar rumbo de juicio por genocidio

Hoy se reinicia el juicio contra los dos exmilitares señalados por las masacres ocurridas en el Triángulo Ixil entre 1982 y 1983.

 

Fecha de publicación: 11-01-16
El general Efraín Ríos Montt debe enfrentar a la justicia por crímenes cometidos durante el conflicto armado.
Por: JOSÉ DAVID LÓPEZ jlopez@elperiodico.com.gt

El Tribunal B de Mayor Riesgo programó para este día el nuevo inicio del juicio por genocidio contra el expresidente de facto José Efraín Ríos Montt, y el exjefe de Inteligencia José Mauricio Rodríguez Sánchez. No obstante, aún hay acciones legales sin resolver que podrían detener el arranque del debate.

El primero es una solicitud de amparo planteada por la Asociación Justicia y Reconciliación (AJR) y el Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH), querellantes adhesivos en el caso. Ambas entidades sostienen que el juicio contra los militares debe ser de manera separada y no en conjunto, como lo determinó el tribunal de sentencia.

“Se violarían los derechos de los dos sindicados, ya que el juicio contra Rodríguez Sánchez es ordinario y el de Ríos Montt especial, el primero es público y el otro no”, afirmó Francisco Vivar, abogado de AJR. Dicha acción legal se encuentra en la Corte de Constitucionalidad sin una sentencia en definitiva.

En agosto pasado, el tribunal de alto impacto resolvió que Ríos Montt debía enfrentar un juicio para la aplicación de medidas de seguridad, debido a los padecimientos mentales derivados de su avanzada edad. El fallo fue emitido luego de diferentes evaluaciones practicadas por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses y el Hospital Psiquiátrico Federico Mora.

En tanto, existe otra solicitud de amparo planteada por la defensa del exmandatario en la Sala Primera de Apelaciones del Ramo Penal. Sus abogados solicitan que cese la persecución penal en su contra, pues argumentan que se encuentra incapacitado mentalmente.

Sin embargo, Jaime Hernández –abogado de Ríos Montt– indicó que, de no resolverse a su favor el recurso legal, están preparados para enfrentar el juicio especial. Asimismo, señaló que no podrían adelantar cuál será su estrategia de defensa, pues el tribunal aún no ha definido cómo se realizará este proceso judicial  contra el militar, quien no asistirá y solo será representado en el mismo.

Ríos Montt y Rodríguez Sánchez son acusados  de genocidio y delitos contra los deberes de la humanidad, por las masacres cometidas por el Ejército que acabaron con la vida de 1,771 indígenas de la etnia ixil, durante 1982 y 1983.

En el anterior juicio, el Tribunal A de Mayor Riesgo emitió una condena de 80 años de prisión contra Ríos Montt y dictó sentencia absolutoria para Rodríguez Sánchez.

Recurso sin confirmar

La Corte Suprema de Justicia aún no confirma o revoca la recusación interpuesta contra Irma Valdés, integrante del Tribunal B de Mayor Riesgo, quien fue separada del expediente judicial debido a una tesis que elaboró sobre el genocidio en Guatemala.