Lunes 12 DE Noviembre DE 2018
Nación

Marvin Marin alias “El Taquero” sentenciado a 820 años de prisión

Tribunal de Mayor Riesgo C  condenó a más de 800 años a cuatro hombres por la muerte de 15 nicaragüenses y un holandés, asesinados en noviembre de 2008.

 

Fecha de publicación: 08-01-16
Más noticias que te pueden interesar

Según el Tribunal Marvin Montiel Marín, alias ·El Taquero”, a quién consideran el cabecilla de la estructura, participó y organizó la muerte de las víctimas cuando estos viajaban en un bus desde Nicaragua a Guatemala. El ciudadano holandés había pedido aventón.

El juez presidente del tribunal Pablo Xitumul dijo que “a las 16 víctimas del bus nicaragüense se les provocó la muerte con extrema violencia”. Los asesinatos se dieron supuestamente para apoderarse de droga y dinero que traía el bus.

El juez dijo que Montiel Marín así como Héctor Estuardo González, Mynor Aroldo Gutiérrez o Luis Alberto Yumán y Roberto Rivera Chacón, deberán cumplir 50 años de prisión por cada uno de las víctimas asesinadas, haciendo un total de 800 años.

Los acusados también recibieron diversas condenas menores de prisión por delitos de asociación ilícita, comercio y tráfico ilícito, lavado de dinero e intento de asesinato.

El tribunal también fijo una nueva audiencia para discutir las reparaciones dignas a las familias de las víctimas.

Según la investigación de la fiscalía, el móvil de la masacre fue el robo de droga que supuestamente estaba escondida en el autobús en que viajaban. Tras su paso por la frontera de Guatemala, un grupo de desconocidos le bloquearon el paso al vehículo y lo llevaron a un lugar desolado, donde mataron a los pasajeros y los quemaron dentro del autobús.

Montiel y su conviviente Sara Cruz fueron detenidos en 2012 la ciudad de Toluca en México, país al que se habían fugado tras los asesinatos, y posteriormente se les extraditó a Guatemala. Cruz también recibió una condena de 6 años por lavado de dinero.

En noviembre, la Secretaría Nacional de Administración de Bienes en Extinción de Dominio entregó al estado guatemalteco una propiedad que le fue incautada a Montiel por considerar que provenía de ilícitos, con el fin de que fuera utilizada para la construcción de viviendas de los sobrevivientes de la comunidad Cambray II. Dicha colonia, ubicada en una zona periférica de la capital guatemalteca, quedó soterrada en octubre pasado al producirse un alud en un cerro. Más de 280 personas murieron sepultadas.

 

Etiquetas: