Viernes 19 DE Julio DE 2019
Nación

Presidente sin definir futuro de contrato de terminal de contenedores

Maldonado aún analiza los dictámenes de la PGN y CGC que consideran lesivo la adjudicación con la empresa española Terminal de Contenedores Quetzal.

 

 

Fecha de publicación: 23-12-15
El mandatario se limitó a decir que evalúa el acuerdo que da 25 años de usufructo un terreno de la Empresa Portuaria Quetzal.
Por: Juan D. Oquendo elPeriódico   

En julio de 2012, en los primeros meses del gobierno de Otto Pérez Molina, la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ) firmó un contrato de usufructo oneroso con la empresa de capital español Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ). El acuerdo otorga a la compañía más de 300 mil metros cuadrados para que se construyera una terminal de contenedores especializada.

Sin embargo, la Contraloría General de Cuentas (CGC) y la Procuraduría General de la Nación (PGN) hicieron un análisis del contrato, el cual ambas instancias consideraron lesivo en agosto pasado. A partir de ello, se entregaron dictámenes al presidente Alejandro Maldonado para que rescinda o no el mismo. Sin embargo, el mandatario aún analiza el tema, según sus declaraciones ayer por la mañana.

“Es otro asunto que tenemos en consideración. Conocemos los informes de la Contraloría General de Cuentas y de la Procuraduría General de la Nación y estamos evaluando con toda responsabilidad ese asunto” fueron las únicas declaraciones en torno al tema por parte de Maldonado.

Usurpación y competencia desleal

En agosto de este año el contralor Carlos Mencos se pronunció respecto al contrato, quien también lo considera lesivo. Según la CGC, el terreno entregado tiene una concesión de 25 años en la que se genera una “competencia desleal” debido a que se permitiría a la TCQ hacer su propio tarifario.

Asimismo, municipios del departamento de Escuintla dejarían de percibir utilidades de la EPQ porque se reduciría su actividad al utilizar una terminal especializada.

Por su parte, según el dictamen de la PGN, el contrato se considera lesivo debido a que este fue autorizado por el interventor de EPQ, Allan Marroquín, según la resolución 215-PQ-INTERV-SGAPV-037-2012; y aprobado por el subinterventor Julio Sandoval Cano, el 11 de julio de 2012. De acuerdo a la Procuraduría, tanto Marroquín como Sandoval cayeron en usurpación porque no tenían la representación legal para suscribir y autorizar el contrato.

“El contrato se estuvo revisando, y se emitió un dictamen que ve los errores que se cometieron en su realización. En términos de usurpación, se considera la lesividad en el contrato, por lo tanto se le envía al señor Presidente el análisis para que tome la decisión” de rescindir el acuerdo entre la EPQ y TCQ, comentó Sara Son, de la PGN. En junio de este año, dos meses antes de la salida de Pérez Molina, el expresidente desintervino la EPQ como medida para aliviar las manifestaciones.


“Conocemos los informes de la Contraloría General de Cuentas y de la Procuraduría General de la Nación y estamos evaluando con toda responsabilidad ese asunto”.

Alejandro Maldonado, presidente.