Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Nación

PDH denuncia desorden y caos del Sistema Penitenciario

Hacinamiento y falta de programas y protocolos de reinserción social son la principal fuente de violaciones a los derechos humanos de reos.

 

 

Fecha de publicación: 23-12-15
Por: Juan D. Oquendo elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

A pesar de que el Artículo 52 de la Ley del Régimen Penitenciario establece que los centros de detención para mujeres deben tener las condiciones necesarias a fin de que vivan con sus hijos menores de cuatro años, el 20 de mayo murió un bebé de seis meses de nacido, por condiciones de desnutrición. La reclusa lo alimentaba con masa de maíz disuelta en agua.

Este es solo uno de los miles de casos en los que los privados de libertad viven en condiciones deshumanas, afirmó Jorge de León Duque, procurador de los Derechos Humanos, quien hoy denunció nuevamente la crisis que prevalece en el Sistema Penitenciario. De acuerdo al informe presentado, existe violación a la vida, seguridad, salud e integridad de los reos, lo que repercute en la población general.

Un círculo vicioso

“No digo que no haya que tener un estricto control sobre ellos, pero no en estas condiciones. Que no dejen entrar celulares, que hagan requisas exigentes… pero eso no significa que haya ese desorden y caos. Como resultado de todo ello, el más afectado es la población, que es extorsionada por los privados de libertad”. Según la Oficina del PDH, el 80 por ciento de las extorsiones se maneja desde los centros carcelarios.

El informe se basa en un monitoreo de las cárceles que, además de determinar la mala infraestructura y condiciones de hacinamiento, detectó que se dan prácticas inhumanas a los visitantes, quienes son sometidos a revisiones anales y vaginales, incluso a menores de edad.

“Hay tecnología como portales de ingreso y equipo de rayos X, pero no se les da mantenimiento ni se capacitó al personal en su uso”. Según De León, la reforma del SP debe buscar la rehabilitación y reinserción social como políticas públicas, además de mayor infraestructura, para salir de “ese círculo vicioso” en el que la prisión genera más delincuentes.

Frase

“Somos un país carcelero. No podemos enviar a la cárcel a todo el mundo”. Jorge de León, PDH.

Pie de foto: Jorge de León también mostró preocupación por las condiciones de vida de los guardias del Sistema Penitenciario.

Etiquetas: