Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Nación

Barreda y De León serán juzgados por muerte de Siekavizza

El MP logró acusar a Barreda por femicidio pese a que el cuerpo de la víctima no ha sido localizado.

 

 

Fecha de publicación: 04-12-15
Beatriz Ofelia de León y su hijo Roberto Barreda evitaron ayer dar declaraciones luego del fallo del juez. Por: JOSÉ DAVID LÓPEZ jlopez@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Los testimonios de diferentes personas fueron la base del fallo emitido ayer contra Roberto Barreda y su madre y expresidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Beatriz Ofelia de León. Ambos enfrentarán un juicio oral y público por la muerte de Cristina Siekavizza.

Pasaron cuatro años y cuatro meses desde la última vez que fue vista Siekavizza, para que un juez determinara que existían suficientes medios de prueba contra su esposo y su suegra. Miguel Ángel Gálvez, titular del Juzgado B de Mayor Riesgo, lo hizo en un fallo que extendió a lo largo de tres horas.

“Aunque no esté el cuerpo de la persona, existen indicios racionales de que Cristina efectivamente como lo dice la acusación del Ministerio Público (MP), falleció como consecuencia de las lesiones que recibió”, determinó Gálvez.

Los relatos de la empleada doméstica de la familia, amigos, familiares y un repartidor de periódicos fueron valorados por el juez de alto impacto para dictar su veredicto. Uno a uno fueron entrelazados para corroborar otros indicios presentados por el MP.

El juzgador también tomó en cuenta otros indicios como los calcetines manchados de sangre que portaba Barreda, las gotas rojas halladas dentro de su automóvil y la sustancia rojiza regada en el lavamanos de la casa Barreda Siekavizza.

“Tengo un plan B, nos cambiaremos de nombre y será como buscar una aguja en un pajar”, escribió Barreda en un documento confiscado en México el día de su captura. Esa fue otra de las evidencias que resaltó el juez.

El 6 y 7 de julio

Durante su argumentación, Gálvez se refirió a los testimonios del día en que Siekavizza habría fallecido en las manos de su esposo, el 6 de julio de 2011. “Ella gritó que no la golpearan más y pidió auxilio, según testificó Petrona Say”, argumentó el juez.

Say relató que un día después escuchó cómo arrastraban por las gradas “un bulto”, el cual se supone era el cuerpo de Cristina. También aseguró que ese día Barreda se levantó más temprano de lo habitual.

Gálvez también tomó en cuenta la declaración del repartidor de periódicos de la colonia en la que residía la familia Barreda Siekavizza. El testigo narró que el 7 de julio, antes de las 6:00 horas, el esposo de la víctima fue quien recibió el diario, algo que no solía hacer. Este también narró que en las afueras de la residencia había dos vehículos, hecho que al juzgador le pareció “inusual”.

El día después del crimen, la espiritista Lilian Quiñónez llegó a la casa de Siekavizza y relató que Barreda evadió las preguntas sobre la ubicación de su esposa y que observó unas “gotas café, rojizas en el baúl del carro”.

 Otros delitos

Además de femicidio, Barreda enfrentará juicio por los delitos de maltrato a personas menores de edad y amenazas. Su madre tendrá que responder en un juicio por este último delito. Según la fiscalía, ella junto a su hijo amenazaron de muerte a la testigo Petrona Say para que no relatara lo ocurrido el 6 de julio de 2011.

Etiquetas: