Jueves 23 DE Mayo DE 2019
Nación

Una cena con calor de hogar

Desde hace siete años un grupo de guatemaltecos lleva un tamal a los necesitados.

 

 

Fecha de publicación: 01-12-15
Niños de la Terminal de la zona 4 capitalina disfrutan de la cena entregada durante la maratón. Por: jaime moreno / elPeriódico

Cae la noche en la ciudad de Guatemala de un 27 de diciembre cualquiera. El bullicio de la Navidad ha pasado y en las calles de la urbe flota un aire extraño por las fiestas recién pasadas y el Año Nuevo venidero. Desde distintos puntos de la capital, grupos de personas han salido de sus casas para reunirse en un campo de fútbol de la zona 11 en torno a tres automóviles con una carga especial, una que huele a hogar. Es el grupo de voluntarios de la Maratón del Tamal, evento que año con año busca llevar una cena caliente a indigentes de la ciudad, así como a estaciones de bomberos y emergencias de los hospitales. Entre los recipientes asoman panes, hojas de plátano, tamales calientes y un dulce aroma a café que pronto aliviará el frío de una noche a la intemperie, un momento de angustia o la espera de una llamada de auxilio.

La Maratón del Tamal nació en 2009 como un proyecto impulsado por un grupo de emprendedores guatemaltecos con el fin de llevar una comida caliente a quienes por uno u otro motivo no pueden tenerla. “Nos organizamos de manera voluntaria y con el objetivo de compartir una cena de Navidad con amigos que han tenido oportunidades diferentes en la vida”, comenta Rodrigo Urízar, fundador y coordinador de la actividad. Ese año el objetivo fue recaudar cien tamales para repartirlos entre indigentes de la ciudad; recaudaron 500 esa primera vez. “El siguiente año se intentó emular la cifra de 500 cenas y se obtuvo el respaldo para entregar 1,200. A partir de ahí y con cada año que pasa la cifra va en aumento. Ahora, la meta a alcanzar es de 3 mil cenas en 2015”, comenta Urízar. Con el aumento de cenas a entregar, las cuales incluyen pan, café y tamal, las posibilidades de posibles beneficiarios también van en aumento. “¿A quién ayudamos? Este tema se amplió con el tiempo. Ahora ya no solo damos cenas a indigentes, también apoyamos ancianatos y hospitales. En algunos casos les sirven como cena de Año Nuevo”, puntualiza.

Este año se llevará a cabo la 7a. edición de la Maratón, que en seis años ha entregado 15 mil cenas. Cada porción cuesta Q10 y el grupo acepta también a voluntarios para la entrega en un recorrido que lleva un poco de calor de hogar a los más necesitados.

Colabore


Para colaborar con la donación de cenas o bien para ser parte del voluntariado de entrega puede dirigirse a la web www.maratondeltamal.org o visitando su perfil en Facebook.