Miércoles 22 DE Mayo DE 2019
Nación

La rebelión de los Paisas que dejó 17 muertos en en el reclusorio Canadá

El Ministerio Público identificó a ocho de los fallecidos.

 

 

Fecha de publicación: 01-12-15
La PNC y el SP retomaron el control del centro de detención 24 horas después de los incidentes ocurridos en ese lugar. Por: Julio E. Santos jsantos@elperiodico.com.gt

Un partido de fútbol sería el distractor perfecto para ejecutar un plan que desde varios días atrás había planificado el grupo de reos autodenominado los Paisas. El objetivo era “retomar” el control de la granja penal Canadá, Escuintla, que estaba en manos de los Cholos, quienes extorsionaban a los visitantes. La revuelta dejó 17 reclusos asesinados, siete de ellos decapitados.

La posible causa del amotinamiento fue confirmada por familiares de los reos, algunos de ellos estaban dentro de la prisión el pasado domingo cuando se registró la balacera que inició la revuelta.

“Todos tuvimos que salir corriendo de la granja porque comenzaron a disparar. Yo solo vi cuando mi hijo (reo) corrió mientras me gritaba que los Cholos los estaban pisando”, relató Laura Gómez, madre de un recluso.

Un testigo narró que cuando entró a la cárcel a visitar a su hermano este le dijo que saliera de ahí porque habría un enfrentamiento. “Los guardias también sabían que habría un golpe porque los mareros estaban molestando mucho”, agregó la misma fuente.

El pleito comenzó entre los reos que jugaban un partido de fútbol. Un hombre aseguró haber visto que un grupo de reclusos corrió hasta la malla de seguridad del penal a recoger los machetes que les habían pasado. “Después escuchamos los disparos y salimos corriendo”, dijo.

Los Paisas sacaron de sus celdas a siete personas, tres de ellas fueron identificadas como líderes de los Cholos, a quienes señalaban de dirigir las extorsiones a los visitantes. Lejos del pleito, en el campo de fútbol, fueron decapitados. Un investigador que tuvo comunicación con los supuestos perpetradores de los crímenes confirmó estos hechos.

En las afueras del penal, decenas de personas aguardaban ayer para tener noticias de sus familiares presos. Muchos de ellos confirmaron que era cuestión de tiempo para que “algo pasara” en esa prisión, pues la extorsión que cobraban los pandilleros era de entre Q10 y Q50 por persona. Quien no la pagaba no podía entrar al penal, dijeron los visitantes.

Las víctimas

Por medio de una fotografía, Elsa Rodríguez reconoció a Estuardo Gregorio Rodríguez, su hijo fallecido que permanecía en prisión por el delito de portación ilegal de arma de fuego y quien dejó en la orfandad a una niña de siete años.

Al cierre de esta edición habían sido identificados siete reos más: Brando Estuardo Tuyuc Charoo, Aníbal Moisés García Guzmán, Mario Francisco Jorge Carrillo, Manuel Enrique Lemus Dardón, Marcus Anthony García Ramos, William Daniel Poroj Ixcajau y Osman Arismendi Montúfar Celedón.

Un guardia del SP, identificado como Josué Manolo Arana, fue detenido por esconder en una bolsa una pistola que habría sido utilizada en la revuelta.

Más de 24 horas después de los hechos, el Sistema Penitenciario (SP) confirmó que ya se había tomado el control absoluto de la cárcel Canadá. No obstante, Presidios desconocía si hubo fuga de reos durante el motín.

La granja penal Canadá fue construida en 1970 con capacidad para una población de 600 privados de libertad; en la actualidad, están recluidos 3 mil 92 hombres quienes ya cumplen condena.

Pronuncimiento

Iván Velásquez, titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), lamentó los crímenes en el penal Canadá y dijo que es importante legislar para “que haya la posibilidad de terminación anticipada de procesos de libertades provisionales, de acuerdo con la permanencia en prisión preventiva”.

El embajador de Estados Unidos en Guatemala, Todd Robinson, dijo que “el sistema de las cárceles en el país carece de recursos de capacitación y de sistemas de emergencia.”