Miércoles 21 DE Noviembre DE 2018
Nación

Sin avances denuncias de corrupción en el desaparecido Fonapaz

 

El 7 de enero de 2013, Otto Pérez Molina –entonces jefe del Ejecutivo– anunció la clausura del Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz) y la creación de una Comisión Liquidadora que evidenciaría los casos de corrupción que se le achacaban. Dos años más tarde, el exmandatario que cerró esa entidad está en prisión, mientras que ningún funcionario ha sido llevado ante la justicia por malos manejos en dicho Fondo.

 

Fecha de publicación: 26-11-15
El Fondo Nacional para la Paz fue cerrado por orden del ahora expresidente Otto Pérez Molina, en prisión por corrupción en las aduanas del país. Por: Evelyn Boche eboche@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Algunas de las compras sobrevaloradas que llevaron a la clausura de Fonapaz fueron evidenciadas por varios reportajes de elPeriódico –pilas, escritorios y láminas galvanizadas–. En octubre de 2012, se desveló la contratación de nueve constructoras en Quetzaltenango relacionadas con el entonces director ejecutivo de la entidad, Armando Paniagua, excandidato a la alcaldía de ese departamento por el Partido Patriota (PP). A esas empresas se les adjudicó Q17 millones.

Un reporte del Ministerio Público  (MP) da cuenta que hasta septiembre se contabilizaban 36 denuncias relacionadas con Fonapaz, de las que 11 fueron desestimadas y 11 archivadas. Otras 13 están bajo investigación, entre estas, ocho están a cargo de la Fiscalía contra la Corrupción.

La Comisión Liquidadora del Fondo informó que este año han presentado 17 denuncias más, sobre las que prefieren no profundizar “para no afectar las pesquisas del MP”. En ninguno de los casos se involucra, por ahora, a Paniagua.

Sin embargo, las pesquisas del ente investigador en estos procesos no han dado frutos visibles. Consultada al respecto, Glenda Aldana, jefa de la fiscalía contra la Corrupción del MP, explicó que en la mayoría de los casos dependen de las auditorías propias y de la Contraloría General de Cuentas (CGC).

“En los proyectos de Fonapaz se tiene que determinar si hubo o no ejecución, esto  a través de la CGC, a quien no se le fija un plazo porque lo que se privilegia es que aporte un estudio completo”, enfatizó la investigadora.

Sobre el reto de establecer la conclusión o no de un proyecto adjudicado hace varios años, la fiscalía considera que “todo deja una huella”, por lo que los auditores pueden documentar –con el auxilio de peritajes–, el cumplimiento de las obligaciones.

Casos de corrupción

El gerente del área jurídica de la Comisión, Gustavo Ovalle, explica que uno de los expedientes trasladados al MP se basa en los hallazgos de una auditoría externa practicada al Programa de Apoyo al Desarrollo de los Departamentos de Chimaltenango, Sololá y Totonicapán (Prochisototo).

En la fiscalía contra la Corrupción hay otro caso sobre una posible malversación de fondos denunciada por la CGC en 2013, la cual detalla que el dinero que era para proyectos diversos y de inversión se utilizó para gastos de funcionamiento.

Documentos en orden

La Comisión Liquidadora de Fonapaz informó que tienen 11 mil 400 proyectos pendientes de regularizar, los cuales ascienden a Q6 millardos. Conforme se vayan analizando los casos se determinará si hubo o no irregularidades. Mucha de la documentación está en orden y no evidencia malos manejos o sobrevaloración, que quizás pudieron haberse detectado con una auditoría concurrente, según funcionarios de la Comisión.

Etiquetas: