Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Nación

Prófugo Donaldo Villatoro Cano ha sido regresado al Preventivo de zona 18

Hermano de presunto narco y jefe de sicariato Eduardo Villatoro Cano -alias “Guayo Cano”-, es implicado en matanza de nueve policías nacionales civiles de Salcajá, en junio de 2013.

 

 

Fecha de publicación: 23-11-15
Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

Donaldo Saúl Villatoro Cano, de 39 años, señalado de asociación Ilícita en el proceso por la masacre de nueve policías de Salcajá, Quetzaltenango, el 13 de junio de 2013, ha sido regresado hoy a un anexo del Preventivo de la zona 18, debido a que recientemente le revocaron las medidas sustitutivas por no haber asistido a la audiencia del 30 de octubre con el juez Miguel Ángel Gálvez.

El hermano del también encarcelado Eduardo Villatoro Cano, alias “Guayo Cano” –a quien presuntamente se desbarató el 13 de noviembre un plan de fuga de la cárcel civil que funcionaba en el antiguo cuartel militar de Matamoros-, es señalado por el Ministerio Público (MP) de ser el cabecilla de la banda en la matanza cometida en la subestación de la PNC.

El pasado 22 de octubre una Sala de Apelaciones anuló las medidas sustitutivas otorgadas al sindicado, por lo que el 13 de noviembre el juez Gálvez lo declaró prófugo y ordenó a la Policía su recaptura al no asistir a la audiencia durante la cual sería notificado de la revocatoria. Hoy acudió sentado en una silla de ruedas, como lo ha hecho desde el principio.

En la diligencia, la defensa indicó que por estar su cliente hospitalizado como consecuencia de problemas de salud no había comparecido en la fecha fijada (30 de octubre). No obstante, se indicó que en el anexo del Preventivo de la zona 18 un sobrino de Villatoro Cano lo atenderá en cuanto a lo que sea necesario a su integridad física.

Detenido varias veces

 

El 20 de julio de 2013, el ministerio de Gobernación anunció oficialmente que luego de practicar 14 allanamientos judiciales en Huehuetenango, las fuerzas de seguridad habían aprehendido a Donaldo Saúl Villatoro Cano y Ángel Alberto Alquijay Jolón en relación a la muerte masiva de los agentes.

No obstante, obtuvo medidas sustitutivas que le permitieron libertad condicional, pero el 6 de mayo anterior lo detuvieron en la colonia Monte Real, zona 4 de Mixco. Posteriormente, volvieron a apresarlo el sábado 27 de junio en el kilómetro 98 de la ruta al Atlántico, jurisdicción de la aldea El Palmo, San Cristóbal Acasaguastlán, El Progreso.

La PNC informó que esa vez se interceptó en un retén al vehículo en el que viajaba Villatoro Cano, y que verificaron la existencia de una orden de captura de fecha 19 de julio del 2013 por el Juzgado de Primera Instancia Penal y Narcoactividad, aunque días después se conoció que la misma ya no estaba vigente. En su momento había sido favorecido con arresto domiciliar.

Los nueve fallecidos

La noche del jueves 13 de junio de 2013 un comando de sicarios aparentemente enviado por Eduardo Villatoro Cano, “Guayo Cano”, acribilló adentro de la subestación policial de Salcajá a los uniformados Amílcar Bosbelí Castillo de León, Héctor Tun Busel, Estuardo Gabriel López Wieles, Juan García Chum, Rodolfo Herrera Solís, Omar Estuardo Tomás Mérida, Rigoberto Sales Hernández y Selvin Roderico Fuentes Miranda.

Al jefe y subinspector Julio César García Cortez se lo llevaron secuestrado, pero los dedos de una de sus manos aparecieron amputados poco después en la ribera de un río de Huehuetenango. Con el paso de los días, se encontraron partes desmembradas del cuerpo en la misma zona departamental, en apariencia como represalia por el “tumbe” o robo de Q1 millón a “Guayo”, producto de actividades del tráfico de drogas y sicariato, según el MP.

Etiquetas: