Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Nación

“Ahora soy un presidente de A sombrero”, dice Jimmy Morales a alcaldes electos

En referencia a la corrupción en corporaciones municipales, próximo mandatario les dá consejo: “El que nada debe, nada teme…”, y les invita a caminar juntos –gobierno y comunas­–.

Fecha de publicación: 17-11-15
Foto: Anam Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

Reunido este mediodía en la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam) con los alcaldes electos para el mismo periodo constitucional que él gobernará a partir del 14 de enero, Jimmy Morales les ha señalado que “si caminamos juntos, no me van a quedar grandes los zapatos”, al tiempo de darles un consejo en relación a la corrupción: “El que nada debe, nada teme…”.

Vestido con un traje oscuro y luciendo un campirano que le obsequiaron en Santo Tomás la Unión, Suchitepéquez, el próximo mandatario dijo en son de broma:“Ahora soy un presidente de A sombrero” –refiriéndose a la película filmada y protagonizada por Nito y Neto, es decir, su hermano Sammy y él, en 2007, y añadió que “este saco de Sololá está más bonito que el Calvin Klein…”.

Aunque no ahondó en relación a este tipo de casos en las corporaciones ediles, pero reiteró su intención de que el gobierno que dirigirá proporcione todas las facilidades que permitan continuar su labor a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) –y por consiguiente a la Fiscalía General de la Nación y Ministerio Público–.

Insistió en señalar durante su mensaje que si Ejecutivo y poder local de cada municipio no caminan como corresponde, “nos van a ver con lástima”, por lo cual prometió que “desde la Presidencia ustedes no tendrán un opositor, sino un aliado”, por lo que se esforzará al máximo para que los recursos lleguen íntegros a las alcaldías. Y ofreció que participarán en elegir gobernadores.

Asimismo, Morales no dejó de provocar risas y sonrisas, así como los más variados comentarios al decir ante los jefes municipales electos que en su caso “ganó el que no le tocaba”.

Etiquetas: