Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Nación

Entre lava, estruendos y retumbos, Volcán de Fuego amenaza de nuevo

Coloso de 3,763 metros de altitud lanza ceniza hasta cinco mil metros de altura en nueva fase eruptiva –se incluyen sonidos “como de locomotora”- que obliga a mantener alerta amarilla en Insivumeh y Conred.

Fecha de publicación: 10-11-15
Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

[wonderplugin_gallery id=”81″]

 

Si anoche podían observarse desde algunos puntos los ríos de lava que bajaban por las laderas del Volcán de Fuego –de 3,763 metros de alto y a 50 kilómetros al suroeste de la capital- esta mañana ha aumentado su actividad eruptiva con estruendos, retumbos y lanzamiento de columnas de ceniza hasta 4,800 y 5 mil metros de altura sobre el nivel del mar, confirmaron el Insivumeh y la Conred.

El coloso ubicado entre los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango presenta así su 11 etapa amenazante para pobladores cercanos, ahora implementada en el curso de las pasadas 12 horas con sonidos de desgasificación –que la gente de los alrededores identifica como si fueran locomotoras en marcha- audibles en un diámetro de entre 10 y 13 kilómetros.

Presenta además, desde ayer a las 21:00 horas, pulsos incandescentes disparados hasta a 300 metros de alto desde el cráter, subrayó el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorologia e Hidrología. Conforme la dirección del viento, la “cortina de ceniza” está dirigiéndose en direcciones al oeste, noroeste y suroeste.

Avalanchas peligrosas

La Coordinador Nacional para la Reducción de Desastres permanece en alerta, dijo su portavoz David de León. Es posible que material volcánico pueda alcanzar las barrancas Trinidad, Las Lajas, Santa Teresa y las aldeas Panimaché 1 y 2, Morelia, Santa Sofía, El Porvenir, Sangre de Cristo y el casco central municipal de San Pedro Yepocapa. Ha sido declarada la alerta amarilla institucional.

No se determinaba aún la necesidad de evacuaciones a fondo, aunque los flujos piroclásticos alcanzan más de dos kilómetros de largo hasta desembocar en Las Lajas, pero produciendo avalanchas de débiles a moderadas sin descartarse que si sigue incrementándose la actividad ocurran más desprendimientos de este tipo. La ceniza cae desde temprano en Chimaltenango y partes de Escuintla.

 

 

Etiquetas: