Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Nación

Enigmas y misterios del mal de Parkinson

La enfermedad está catalogada como idiopática, lo que significa que hasta hoy la ciencia no ha identificado la causa que la provoca.

 

Fecha de publicación: 09-11-15
Por: Claudia Méndez Villaseñor cmendezv@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

En Guatemala, los registros sobre parkinsonismo primario o enfermedad de Parkinson idiopática son escasos. Hospitales nacionales, como el General San Juan de Dios y clínicas privadas atienden pacientes con los síntomas de este padecimiento. Pero los expertos calculan que personas de la tercera edad de escasos recursos o que viven en la calle sufren la enfermedad sin recibir atención ni cuidados médicos.

El neurólogo Luis F. Salguero, fundador de la Asociación Guatemalteca de Neurología, explicó que el país carece de estadísticas fiables sobre la incidencia de este mal en Guatemala, pero solo por el número de pacientes nuevos que atiende al año, entre diez y 12, se arriesga a decir que es alta.

Henry Stokes, presidente de la Asociación Guatemalteca de Ciencias Neurológicas y jefe del Departamento de Neurología y Neurociencia del Hospital General San Juan de Dios, confirmó las palabras de Salguero “Hay una incidencia alta y se cree que es por la exposición a ciertas toxinas, pero se desconoce con certeza qué la ocasiona”, indicó el experto.

En este centro asistencial, el especialista recibe al mes unas 20 personas con este mal en la Clínica No. 35 para Trastornos del Movimiento y unas 12 nuevas al año. “Las personas desconocen que se cuenta con este servicio y por eso no acuden al hospital. La atención es gratuita y tenemos insumos y personal para tratar a los pacientes, afirmó Stokes.

Al promocionar esta clínica, el neurólogo espera afluencia de pacientes. “Esto permitiría atender a los pacientes y tener un mejor control sobre la estadísticas”, mencionó.

Quiénes la padecen

Salguero mencionó que “un claro factor de riesgo para la enfermedad es la edad”. En promedio este padecimiento se diagnostica en personas mayores de 60 años. La incidencia aumenta significativamente con el tiempo, pero hay registro de casos en los cuales la enfermedad fue diagnosticada antes de los 50 años.

“Las formas de inicio temprano de la enfermedad por lo general son heredadas, aunque no siempre, y en algunos casos han sido ligadas a mutaciones genéticas”, añadió el especialista.

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cardiovasculares de Estados Unidos descubrió que las personas con uno o más familiares con mal de Parkinson tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad, pero el riesgo total según este centro de investigación es de entre el dos y cinco por ciento.

En casos muy raros, los síntomas de la enfermedad de Parkinson aparecen antes de los 20 años y se le llama  parkinsonismo juvenil. Stokes ha atendido al menos dos casos.

Ricardo E. Quiñónez Celis, neurocirujano salvadoreño del Instituto de Neurociencias del Hospital de Diagnóstico y fundador de Avenida Parkinson, centro dedicado al manejo quirúrgico de la enfermedad en El Salvador, comentó que debido a la complejidad de este mal el comienzo del tratamiento farmacológico resulta imperante. “En las primeras etapas representa un periodo de luna de miel, en el cual las ganancias y mejoras son evidentes”, señaló el experto.

Sin embargo, “con el transcurrir del tiempo eso cambia  y no se observan mejorías, se vuelve necesario el aumento de dosis y fármacos para tratar de controlar el deterioro de los pacientes”, indicó.

De acuerdo con Quiñónez Celis, el tratamiento quirúrgico ha tenido resultados aceptables. “Es una esperanza científica real y accesible”, dijo

Son candidatos  a este tipo de procedimientos pacientes no mayores de 70 años, con una evolución de la enfermedad de por lo menos cinco años, con complicaciones por el uso o abuso de medicamentos antiparkinsonianos, sin enfermedades psiquiátricas, indicó.

#TodosTemblamos

El centro médico salvadoreño Avenida Parkinson lanzó el mes pasado la campaña “En abril todos temblamos”. El grupo musical Adhesivo interpretó una pegajosa melodía para crear conciencia sobre la enfermedad y generar solidaridad con los pacientes que la padecen.

500

Mil pacientes con enfermedad de Parkinson se cree viven en México, el 30 por ciento no ha sido diagnosticado.

Etiquetas: