Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Nación

Mujeres organizadas impulsan caficultura

Fecha de publicación: 07-11-15
Grupo de mujeres en el sector Los Chocoyos, Sipacapa, acompañados por el ingeniero Keneth Müller (de sombrero), coordinador de Relaciones Comunitarias para Exploración de la Mina Marlin.
Más noticias que te pueden interesar

En busca de fuentes de ingreso sostenible y productivo, el Departamento de Desarrollo Sostenible (DDSS) de la Mina Marlin apoyó a un grupo de 20 mujeres organizadas en el sector.

Los Chocoyos, Sipacapa. El aporte consistió en materiales, como el sarán (tela especial para hacer sombra), utilizados en la construcción de un vivero de plantas de café. También herramientas como piochas y carretas, además de los insumos como bolsas, semillas, abonos, insecticidas y fungicidas para iniciar el primer ciclo de pilones.

La variedad del aromático que se está cultivando es la denominada Catimor; y una de las grandes ventajas de esta planta, es que muestra mayor resistencia a la enfermedad conocida como roya. El proyecto forma parte de la recomposición del suelo en las comunidades vecinas, a fin de fortalecer el ambiente del lugar.

Actualmente, las mujeres beneficiarias están trasplantando los cafetos y ya están en el inicio de la segunda fase con sus propios medios. Cada una de las mujeres involucradas fue responsable de cuidar las mil plantas que le correspondió. Sin embargo, acciones como la aplicación de fungicidas o insecticidas, se llevó a cabo mediante la cooperación entre ellas.

Trabajo coordinado

La presidenta del grupo, María Santos, indica que da gusto trabajar con las mujeres y ver que el trabajo está dando fruto. “Ahorita ya sacamos el primer café que sembramos en nuestros terrenos y empezamos a llenar las bolsas para trasplantar la nueva siembra”, expresa Santos.

La tesorera Mariela Ambrosio cuenta que esta ha sido una magnífica experiencia en la que todas aprenden de todo, desde la reproducción del café, el crecimiento y el tratamiento de las plantas. “Yo ya tenía un poco de experiencia en la siembra, pero con las capacitaciones de la mina he aprendido más”, afirma.

La secretaria Maribel Sánchez Cruz dice que están ganando experiencia en la producción de café y en el trabajar en un vivero. “Miramos que sí tiene ventajas trabajar en un vivero, porque la planta crece más rápido”, indica.

“En la primera etapa se trabajaron a tiempo las plantas, las cuales ahora podemos ver que están bien bonitas. En esta segunda etapa vamos a trabajar con nuestros propios medios”, destaca Sánchez

Apoyo comunitario

El coordinador de Relaciones Comunitarias para Exploración, Keneth Müller, indica que no solo se ha beneficiado al grupo de mujeres de Los Chocoyos. En 2014, el DDSS apoyó a cinco viveros de café en la aldea Pie de la Cuesta, siendo el de Los Chocoyos parte de esta donación. Los otros cuatro viveros corresponden a los sectores La Isla, Nuevo Amanecer, La Montañita y el centro de la aldea. “Todos los proyectos han sido organizados y administrados por grupos de mujeres”, cuenta Müller.

20


Mil plantas se produjeron en la primera etapa, 1,000 por cada beneficiaria. En la segunda quieren alcanzar la misma cantidad.

Etiquetas: