Martes 13 DE Noviembre DE 2018
Nación

Q4.7 millones habrían sido desviados durante presidencia de Muadi en el Congreso Nacional

Expresidente queda ligado a proceso penal y en prisión preventiva por asociación ilícita, peculado por sustracción y lavado de dinero en el caso de “plazas fantasma”.

Fecha de publicación: 04-11-15
Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

Pedro Muadi Menéndez, el empresario expresidente del Congreso de la República (2013-14), ha quedado ligado este día a proceso y en prisión preventiva por el caso “plazas fantasma”, y supuestos desvíos de fondos hasta por Q4.7 millones, descubiertos por el Ministerio Publico y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (MP/CICIG).

El exfuncionario, quien renunció a la curul el 21 octubre anterior –un día después que el pleno de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) lo despojara de la inmunidad para que fuera sometido a investigación penal– y el 29 se entregó en el juzgado que conoce la causa, ha permanecido desde entonces en la prisión de la brigada militar Mariscal Zavala.

Los investigadores ratificaron repetidamente que en el año de la presidencia del en ese tiempo dirigente del Partido Patriota, Claudia María Bolaños Muñoz –secretaria privada en una empresa suya-– recibió en la cuenta bancaria de ella depósitos por Q630 mil de recursos del Congreso por salarios de puestos de trabajo de por lo menos “custodios”.

Al final de la audiencia de primera declaración, el juez Undécimo José Eduardo Cojulún Sánchez consideró al resolver hoy que en el ahora exdiputado sí existió la voluntad para cometer asociación ilícita, peculado por sustracción y lavado de dinero. Al respecto, Muadi dijo después cuando se retiraba de la sala: “El delito se dio, pero no sé qué pasó”.

La defensa había solicitado la aplicación de una medida sustitutiva para su cliente, pero el juzgador la rechazó luego que la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) argumentó la existencia de peligro de fuga y obstaculización a la averiguación de la verdad, si se toma en cuenta que el sindicado ha viajado fuera de Guatemala en siete ocasiones a lo largo de este año.

Asimismo, el MP sostuvo que concediéndole medidas habría riesgos toda vez que Muadi Menéndez probablemente posea cierto tipo de influencias como cliente del sistema bancario nacional, y él en términos generales dijo estar extrañado de tales afirmaciones a estas alturas si se toma en cuenta que “solo son indicios, no hice nada malo…”

Desde el 25 de junio el expresidente del Legislativo está señalado por el MP y la CICIG de haber “contratado” para el organismo a 28 guardaespaldas que trabajaban en la agencia SIS de seguridad, de la que él es gerente general, pero que les entregaban una mínima parte (Q2 mil) del salario presupuestado (Q7 mil u Q8 mil), y de lo cual se encargaban cuatro personas de su empresa privada.

Aunque este miércoles ante el juez Cojulún Sánchez se abstuvo de prestar declaración –en especial sobre la creación de 15 plazas “fantasma”, conforme los señalamientos del MP y la CICIG-, es acusado de haber desviado inicialmente Q56,918.03 en tal forma durante su gestión, el expolítico –arrepentido de haber participado- dijo estar dispuesto a colaborar con la ley.

Entre las capturas iniciales de personal legislativo y empleados de Pedro Muadi, en junio pasado estuvieron las de Elisa Méndez Cardona, Rudy Escobar Villagrán, Edgar Eduardo Catalá, María Ofelia Mercedes Villafuerte, Silvia Meneses, Claudia María Bolaños Muñoz y José Estuardo Blanco Aguilar, pero a la fecha suman alrededor de 32 los aprehendidos.

La fiscalía señaló que para consumar el desvío de los fondos públicos fueron abiertas 15 cuentas bancarias para cada uno de los elementos de seguridad del entonces Presidente del Legislativo, presupuestados con Q5 mil de salario mensual más Q3 mil provenientes de dicho organismo.

Etiquetas: