Miércoles 21 DE Noviembre DE 2018
Nación

Pese a evidencias y “escuchas” telefónicas, Édgar Barquín dice ante el juez que es inocente.

“Yo no beneficié al señor Francisco Morales Guerra y sus empresas”, alega el expresidente del Banguat, Junta Monetaria y exvicepresidenciable de Lider, en la audiencia de primera declaración por el caso Política y Lavado.

Fecha de publicación: 22-10-15
Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

 No obstante las “escuchas” telefónicas que lo incriminan en la investigación, Edgar Baltazar Barquín Durán, ex presidente del Banco de Guatemala (Banguat) y la Junta Monetaria (JM), ha negado esta mañana tener relación alguna con el empresario jutiapaneco Edgar Francisco “Chico Dólar” Morales Guerra ni el resto de sindicados por la CICIG y el Ministerio Público (MP).

La audiencia de primera declaración del caso Lavado y Política se desarrolla por segundo día consecutivo ante el juez B de Mayor Riesgo, Miguel Ángel Gálvez Aguilar, a quien el también ex candidato vicepresidencial por Libertad Democrática Renovada (Lider) insiste en decir, entre otras cosas, “yo no beneficié al señor Francisco Morales Guerra y sus empresas…”

Repetidamente ha dicho “no integré ni participé en ningún grupo delincuencial” y “no recibí ningún beneficio ni dádiva” de “Chico Dólar”, por lo que considera que “en mi caso se está cometiendo una gran injusticia”, motivada para perjudicarlo cuando comenzó a figurar como vicepresidenciable (de Manuel Baldizón), por lo que la investigación sobre él lo “llama a la suspicacia”.

Utilizando un tono de voz con el que intenta conmover y convencer al auditorio que está diciendo la verdad y solo la verdad, Barquín Durán -de 53 años- no solo se declara totalmente ajeno a “escuchas” telefónicas que lo vinculan a Morales Guerra, sino dice “yo fui abusado de mi confianza, de mi buena fe, por personas que se aprovechaban de mi nombre con objetivos que ellos sabrán…”.

En ese sentido, y aunque primero dijo que no conocía a nadie de los señalados, admitió que por condescender con su hermano –y diputado-  Manuel Barquín le telefoneó desde su celular a “Chico Dólar”, pero que -su pariente y el también congresista Jaime Martínez Lohayza- “abusaron de mi buena fe, de mi confianza, se aprovecharon de mi nombre”.

El exfuncionario afirmó ante Gálvez Aguilar que de esa manera estos dos últimos “engañaron” al empresario jutiapaneco, pero que él no responde por los actos de su hermano. “Señor juez, soy inocente de los delitos de asociación ilícita y tráfico de influencias”, repitió, porque “en ningún momento encontraron en mí ninguna colaboración ni ayuda”.

(Ampliaremos)

Etiquetas: