Domingo 22 DE Septiembre DE 2019
Nación

Gobernación ofrecerá Q100 mil de recompensa por captura de Luis Mendizábal

El monto no cobrado por la detención de Juan Carlos Monzón será utilizado en busca de información que resulte con la captura del dueño de Boutique Emilio.

Fecha de publicación: 13-10-15
Luis Mendizábal está prófugo de la justicia junto a 15 sindicados más en el caso La Línea.
Por: Evelyn Boche eboche@elperiodico.com.gt

Luis Alberto Mendizábal Barrutia, un hombre que ha estado cerca del poder por más de dos décadas, enfrenta una orden de captura local e internacional para responder en dos procesos penales de alto impacto: La Línea y el Bufete de la Impunidad. En el primero se le sindica por los delitos de asociación ilícita y caso especial de defraudación aduanera; y en el segundo, por cohecho activo, según información de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI).

Mendizábal, de 69 años, es dueño de la Boutique Emilio, que funcionaba en la zona 10 capitalina hasta julio pasado y donde, según las pesquisas, se repartían las ganancias ilícitas de la red de defraudación aduanera denominada La Línea. Durante los allanamientos de recolección de evidencias tras la desarticulación de la estructura se incautaron Q1.6 millones en efectivo en ese local.

El 16 de abril, cuando fueron detenidos Salvador Estuardo González Álvarez y Javier Ortiz Arriaga, alias el Teniente Jerez, Mendizábal no estaba vinculado a La Línea, pese a las evidencias encontradas en su negocio. El fiscal a cargo de la investigación confirmó ayer que este también está prófugo por ese proceso junto a 15 personas más.

Mientras se desarrollaba la captura de los presuntos miembros de La Línea, Mendizábal actuaba como el enlace entre un grupo de abogados llamado Bufete de la Impunidad, que aseguraba tener los contactos necesarios para conseguir de la jueza contralora una medida sustitutiva.

Varias interceptaciones telefónicas entre Ortiz Arriaga y Mendizábal evidencian las conversaciones con abogados que moverían las influencias necesarias para devolverles la libertad a los cabecillas de La Línea, lo que se concretó luego de la medida sustitutiva dictada por la jueza Marta Sierra de Stalling, también procesada por ese caso.

Ahora, Mendizábal es uno de los 16 prófugos de la red de defraudación. El viceministro de Gobernación, Elmer Sosa, indicó que esa cartera realiza las modificaciones administrativas para trasladar la recompensa ofrecida por información sobre Monzón Rojas por datos que lleven a la captura de Mendizábal.

Un nuevo tiraje de afiches que se imprimirían con la fotografía de Monzón ahora llevarán el rostro y los datos del prófugo Mendizábal, añadió Sosa.

La fotografía que se divulga en la página de Interpol muestra a Mendizábal de pelo y bigote canos. Este personaje fue asesor en los gobiernos de Óscar Berger y Álvaro Colom. El expresidente Colom en declaraciones a la prensa señaló en abril pasado que destituyó a Mendizábal por corrupción en la Dirección General de Migración.

ANTECEDENTES SOMBRÍOS

En una entrevista concedida a elPeriódico en 2009, Mendizábal reconoce que cooperó con la filmación y distribución del video póstumo del abogado Rodrigo Rosenberg, en el que señala como responsables de su muerte al entonces presidente Álvaro Colom y la entonces primera dama Sandra Torres.

También cuenta que en Boutique Emilio se constituyó el partido de derecha de El Salvador, llamado Arena, y reconoce que participaba en el tráfico de armamento para la guerrilla y la contra salvadoreña, operación a la que prefiere llamar como “compra venta” de armas.

Un reportaje de Inforpress Centroamericana, publicado en 2007, señala que Mendizábal fue “uno de los civiles capturados del Movimiento de Liberación Nacional que en mayo de 1989 intentaron el golpe de Estado contra Vinicio Cerezo”.

Señalado de retorcer la verdad

Luis Mendizábal Barrutia asesoró en temas de seguridad e inteligencia a varios gobernantes. Desde ese campo alteraba investigaciones o las desviaba para librar a ciertas personas e incriminar a otras, según una fuente que observó esa injerencia en un proceso judicial.