Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Nación

Llanto, pesar, angustia, desolación y clamor a Dios en El Cambray II

Tras desplome de cerro sobre parte de aldea de Santa Catarina Pinula (Guatemala), reporte provisional consigna cinco muertos –incluidos el campeón nacional y seleccionado de squash, Quayni Bonilla Sandoval–, 32 heridos, 100 desaparecidos, 125 casas soterradas y 43 personas en albergues de la Conred.

Fecha de publicación: 02-10-15
Por: Tulio Juárez / Álex Cruz
Más noticias que te pueden interesar

[wonderplugin_gallery id=”49″]

Buena parte del área lotificada de la aldea El Cambray II luce devastada, como si la hubiera sacudido un terremoto o por el estallido de una poderosa bomba. Pero no, la madre naturaleza trajo desde anoche el llanto, pesar, angustia, desolación y clamor a Dios en El Cambray II al ocurrir el virtual desplome de parte de un cerro sobre más de un centenar de viviendas.

Hasta el momento las autoridades dan cuenta de cinco personas fallecidas, 32 heridas, 100 desaparecidas, 125 casas soterradas y 43 personas en albergues temporales. Pero la tendencia es que las cifras sigan subiendo conforme pasan las horas. En redes sociales incluso se ha divulgado “Aumenta a 13 los muertos y 11 heridos que fueron trasladados al Hospital General San Juan de Dios”.

Socorristas voluntarios, municipales y municipales departamentales con sus Brigadas Especiales de Rescate –a las que se sumó a primera hora de hoy la del Ejército– sigue la afanosa búsqueda de sobrevivientes… y cadáveres. Aparte de equipo hidráulico, emplean manos, azadones, palas y todo lo que se puede para escarbar y remover los escombros. El panorama es más que desolador. Impresionante. Impactante.

Lo que más preocupa es que bajo el lodo y el agua, entre restos o bloques de concreto –porque el alud arrastró y sepultó viviendas de dos pisos, inclusive–, láminas y adobes –ya que también las había muy sencillas– pueda haber familias completas, incluso vivas. En Emisoras Unidas un rescatista ha mencionado que existe fuerte esperanza de esto último, porque a lo lejos se han escuchado gritos pidiendo auxilio.

Primeros identificados

Pero, por lo pronto, es de lamentar la muerte de Victoria Esmeralda Mejicanos, Jennifer Pérez, Hermelinda Cumero, Abner Hernández y Quayni Bonilla Sandoval –campeón nacional y seleccionado nacional de squash, de tan solo 18 años de edad–. Se teme que su familia también haya perecido en el deslave. La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) calcula que son unas 600 personas afectadas.

Alejandro Maldonado, secretario ejecutivo de la Conred, ha mencionado que esta área fue declarada de alto riesgo en el 2008 y que de ello se predentó un informe a la Municipalidad de Santa Catarina Pinula. En ese entonces se estableció que en el lugar había al menos 68 lotes formales debidamente identificados. El resto era compuesto por viviendas informales, para más de un centenar, borradas del mapa por un plumazo.

Para colmo de males el desprendimiento del cerro formó un dique en el cauce del río Pinula, por lo cual debido a su filtración en el suelo este embalsamamiento de agua se ha convertido también en una amenaza latente para el resto de pobladores y los brigadistas que operan en las tareas de rescate y descombramiento. Maquinaria del Ejército ya trabaja en despejar las toneladas de tierra, lodo y piedras.

Maldonado ha dicho que solo en el área metropolitana la Coordinadora Nacional que dirige tiene identificados por lo menos 300 puntos neurálgicos de riesgo mayor por potenciales hundimientos, deslaves, agrietamientos y toda la gama de problemas derivados de la naturaleza en la superficie terrestre.

Lo que desde noche –y más todavía al despuntar el sol– se ha puesto en evidencia es la solidaridad del guatemalteco en momentos de angustia y dolor. Personas que no viven en El Cambray II se han acercado al área de desastre, ya sea en busca de sus familiares o bien para llevar algún tipo de ayuda o sumarse a los esfuerzos de rescate y localización de sobrevivientes.

La tarea va para largo…

Etiquetas: