Jueves 20 DE Septiembre DE 2018
Nación

Juez rechaza petición de anular lo declarado por “Eco” González Álvarez

Defensor de Otto Pérez Molina alegaba que el expresidente no estaba presente en la audiencia de hoy. Diligencia continuará mañana, pero juzgador ordena protección especial desde ya para el principal declarante al considerar el MP que ahora su vida corre riesgos.

 

Fecha de publicación: 28-09-15
Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

Infructuoso ha resultado el intento de la defensa de Otto Fernando Pérez Molina en la audiencia de este lunes, la cual perseguía que el Juez B de Mayor Riesgo, Miguel Ángel Gálvez, anulara lo declarado poco antes por Salvador Estuardo González Álvarez, alias “Eco” –uno de los sindicados del caso La Línea– y que compromete al expresidente y la exvicepresidenta Roxana Baldetti en la red de defraudación fiscal a través de la SAT.

Concluida la intervención de “Eco” –que abundó en detalles con nombres y ejemplos concretos de la trama de evasión impositiva– el abogado Moisés Galindo pretendió que fuese anulada, aduciendo que el exmandatario no estaba presente y que González lo mencionó varias veces. Sin embargo, Gálvez le respondió: “No ha lugar la petición, pues no es prueba anticipada, es una declaración espontánea y el sindicado está en todo su derecho” de hablar.

Por lo tanto, Galindo –integrante del equipo legal del general Efraín  Ríos Montt en el proceso por genoidio- no logró que el trámite se repitiera. González había dicho, por ejemplo, que del 61 por ciento de los “ingresos” por sobornos recibidos, el 50 por ciento era dirigido al presidente y la vicepresidenta, un cinco por ciento para la intendente de Aduanas, Claudia Méndez Asencio, el cuatro por ciento de Juan Carlos Monzón, “y el dos por ciento eran míos…”.

Incluso, cuando el defensor señaló su intención de interrogar al declarante que había mencionado varias veces a su patrocinado, “Eco” reiteró: “No me estoy defendiendo, estoy contando los hechos tal y como los viví, así que puedo responder a las preguntas que quieran”. También señaló que fue víctima de él mismo “al decir que “sí” participaba y ofreció públicas disculpas, “por supuesto, a mi familia, ella no tiene que estar sufriendo el efecto de lo que yo hice… mil disculpas”, afirmó.

González manifestó: “Intenté renunciar (a La Línea) dos veces, pero Juan Carlos Monzón me dijo que la señora me necesitaba” –en referencia a Baldetti Elías-. Tras indicar no sentirse “orgulloso de nada de lo que hice”, aseguró haber pasado “del remordimiento al arrepentimiento”, esto último a partir de la captura del jueves 16 de abril, aunque definió su situación individual como “una experiencia constructiva y destructiva al mismo tiempo…”

De sus palabras

Durante las horas de diligencia en la cual se esperaba una resolución sobre si los encartados iban a juicio, entre otros aspectos “Eco” reveló que “el 50 por ciento de los sobornos eran para el 1 y la 2 (…). Fui yo quien identificó como 1 y 2 al Presidente y a la Vicepresidenta para efectos de distribución del dinero”. Asimismo, delató que fue Juan Carlos Monzón Rojas, mano derecha de Baldetti y “cerebro” de la banda, quien lo enroló en el grupo.

Según sus palabras, el en esa época Secretario Privado de la Vicepresidencia de la República le ofreció –a propuesta del propio Pérez Molina– convertirse en el enlace de las operaciones a efectuar al interior de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), en la cual la estructura tenía definido R1 para la recaudación fiscal reportada de manera oficial, y R2 en el renglón clandestino de los “ingresos” de la red por los sobornos o “colas”.

Al referirse a la exintendente Claudia Méndez Asencio –también en prisión preventiva, solo que en Santa Teresa, zona 18– confesó que ella recibió Q50 mil en una caja de regalo. Posteriormente, fue ella misma quien solicitó que “su parte” le fuera entregada a Monzón Rojas. Este último fue quien –dijo también– le planteó a González Álvarez la oportunidad de trabajar para la Vicepresidenta manejándole siete de sus empresas particulares “de cartón”.

Llamó la atención que al iniciar su declaración por la mañana, “Eco” dijo: “Se va a escuchar feo, pero me sentí orgulloso de servir al Presidente de la República”.

El juez Gálvez ha programado para este martes a partir de las 9:00 horas continuar la audiencia –aunque el MP pidió que se realice como de anticipo de prueba- no sin antes prevenir de manera abierta al Ministerio de Gobernación y el Sistema Penitenciario (SP) que los responsabiliza particularmente por la integridad física de “Eco” y de lo que pueda sucederle.

La repartición, según “Eco”

Recibí un millón en efectivo que se les estaba quitando a los importadores con la excusa de que era una agilización de trámite.  Y yo quiero aclarar el 61 por ciento que se habla en las distintas situaciones que se han presentado.

El 50 por ciento era para que yo se lo entregara a Juan Carlos Monzón o a Víctor Hugo Hernández y ese era, a palabras de Juan Carlos, para el señor Presidente y la señora Vicepresidenta, el 5 por ciento que originalmente se le estaba entregando a Carlos Pinzón y yo se lo paré entregando una única vez a Claudia Méndez de los 50 mil quetzales que hice ver que se los hice llegar en un paquete de regalo, y posteriormente se calculó el cinco por ciento  y se lo entregaba a Juan Carlos para que él a su vez se lo entregara a Claudia, porque ella dijo que no quería recibirlo de mí; ahí ya van 55 por ciento.

Había un cuatro por ciento adicional que era de Juan Carlos, y el dos por ciento restante para llegar al 61 por ciento, era mío.

De ese 50 por ciento eran cuatro reparticiones, si la cabeza no me falla eran 42… sí, 42.5 por ciento para cada uno de ellos, Presidente y Vicepresidenta; un 10 por ciento de ese 100 por ciento  que era el 50 por ciento  para Juan Carlos, y un 5 por ciento de ese 100 por ciento  del 50 por ciento para mí.

No sé si mencionaron los numeros, pero así es como estaba, es decir, del 50 por ciento que se entregaba se le quitaba el 10 por ciento para Juan Carlos, el 5 por ciento para mí, y el resto, se dividía entre ellos dos. Obviamente ahí tampoco se dice el nombre de ellos… Sí, pero así es como estaba dividido y así es como se me dijo que lo estaban haciendo

Etiquetas: