Domingo 25 DE Agosto DE 2019
Nación

Teléfonos celulares incriminan a sindicados en asesinato de Palomo

Los implicados tenían un propio código para referirse a las municiones y sus acciones, según las escuchas telefónicas.

 

Fecha de publicación: 22-09-15
Los seis sindicados continuarán hoy escuchando la imputación de la fiscalía a cargo de la investigación.
Por: JOSÉ DAVID LÓPEZ jlopez@elperiodico.com.gt

Las llamadas hechas desde diferentes teléfonos celulares y las ubicaciones de los mismos fueron los medios de prueba torales de la imputación que el Ministerio Público (MP) inició ayer contra seis personas señaladas de participar en el asesinato del abogado Francisco Palomo y otras dos personas.

El análisis elaborado sobre los aparatos electrónicos fue revelado durante la audiencia de primera declaración de José Luis González Jiménez, Gerber Manolo López Chupina, Erick Augusto Tacen Godoy, Edgar René De León Calderón, Isaac Emanuel Álvarez Monzón y Miguel Silvano Gómez Toma, agente de la Policía Nacional Civil (PNC), implicados en los tres crímenes.

LAS COORDENADAS

En el inicio de la presentación de medios de prueba, la fiscalía expuso un análisis de los teléfonos celulares de los implicados, el cual concluyó que estas personas estuvieron en el lugar de los tres crímenes y vigilando a las víctimas en sus residencias y trabajos. Esto fue por medio de las antenas de telefonía móvil que registraron la ubicación de los aparatos.

El MP reveló que hasta el momento ha documentado tres asesinatos cometidos por la red delincuencial: el de Palomo, del abogado José Antonio Meléndez y del empresario Faisal Aranky Rabanales.

El asesinato de Palomo ocurrió el 3 de julio pasado, en la zona 9 capitalina, cerca del antiguo edificio del Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz), luego de salir de su oficina alrededor del mediodía.

En el caso de Meléndez, su muerte fue ejecutada el 13 de junio del año pasado, en la 15 avenida y 50 calle de la zona 12, después de abandonar la Universidad de San Carlos, lugar desde el cual era vigilado.

El tercer crimen fue contra el empresario Aranky Rabanales, cometido el pasado 7 de agosto, cuando se conducía en una de las avenidas de la zona 10.

En la audiencia, la fiscalía también mostró diferentes fotografías de los implicados antes y después de ejecutar los asesinatos. En algunas de las imágenes se observó la forma en que vestían y las motocicletas en las que se conducían, estas fueron encontradas en los allanamientos efectuados para su captura.

El MP inició la exposición de escuchas telefónicas, en una de estas ocurrida minutos después del crimen contra Meléndez, uno de los sindicados afirmó: “le diste al blanco”, a lo cual el otro interlocutor le respondió: “seguro”. En otras llamadas hablaron sobre la necesidad de “comprar frijoles”, según la fiscalía, se referían a municiones.

Los seis detenidos están sindicados de pertenecer a una “organización criminal que se dedica a dar muerte a personas por encargos de terceros, a cambio de una remuneración”,  explicó la fiscalía a cargo del caso. Por estos hechos les fue imputado el delito de asociación ilícita, asesinato y en el caso de Gómez Toma, abuso de autoridad. La audiencia continuará hoy en el Juzgado Tercero de Primera Instancia Penal.

 Investigación

Lucrecia Marroquín, viuda del abogado Francisco Palomo y exdiputada del Frente Republicano Guatemalteco, se presentó a la audiencia contra las seis personas como agraviada. Además, declaró que se encuentra satisfecha por la investigación realizada por el Ministerio Público.