Viernes 22 DE Noviembre DE 2019
Nación

Adolescentes alzan la voz en sus comunidades

Jóvenes guatemaltecas dialogaron sobre la importancia de involucrarse en el desarrollo de sus comunidades.

Fecha de publicación: 22-09-15
Niñas y adolescentes dialogaron con quienes toman decisiones para exponer desafíos que viven en sus comunidades.
Por: Acisclo Urízar / aurizar@elperiodico.com.gt

La iniciativa Voces de las Adolescentes en Guatemala tiene como finalidad amplificar las voces y el poder de las adolescentes para que puedan ser partícipes en la construcción del desarrollo en el Marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que serán ratificados durante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, el próximo 25 de septiembre.

Ayer, en un hotel de la zona 10 capitalina, se llevó a cabo la culminación de un proceso que ha formado a 47 liderezas adolescentes de diez departamentos, sobre los temas que atañen al desarrollo sostenible, como parte de los compromisos que los países han adquirido para el desarrollo mundial, según detalló Juan Quiñónez, especialista en Políticas Sociales del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef)

Emelin Julisa Cabrera Rivera, originaria del municipio Concepción Chiquirichapa, Quetzaltenango, es una de las liderezas adolescentes que ha destacado en su comunidad, al punto de haber llegado a exponer, incluso, sus ideas ante el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon.

Cabrera Rivera describió tal experiencia como enriquecedora y dijo sentirse orgullosa por contribuir al desarrollo de su municipio y el de Guatemala. “Estoy muy emocionada, quiero compartir todo lo que yo he aprendido con las personas de mi localidad. Como jóvenes debemos conocer nuestra realidad para mejorar el futuro de Guatemala. Aprovecho para instar a las demás adolescentes para que no se queden calladas y expresen sus pensamientos, a que se involucren en programas de ayuda comunitaria. Las adolescentes sí podemos, somos el futuro del país”, expresó.

Por su parte, Juan Quiñónez, de Unicef, manifestó su inconformidad, ya que el Estado guatemalteco tiene una inversión social “desfinanciada” que se refleja en la propuesta del Presupuesto General para 2016, lo cual, según el entrevistado, afecta directamente el desarrollo como nación.

“Vemos que el Ministerio de Salud, en un momento en el que está atravesando su peor crisis hospitalaria recibe un recorte de Q117 millones, mientras que la Secretaría de Seguridad Alimentaria recibe un recorte para actividades vinculadas con la Ventana de los Mil Días, que está relacionada con el tema de la desnutrición crónica en un país que tiene el quinto lugar en desnutrición crónica a nivel mundial”, lamentó.

Quiñónez insistió en que Guatemala no está cumpliendo para lograr los objetivos que se han planteado, entre los cuales destaca la eliminación de la pobreza en todas sus formas.