Miércoles 26 DE Junio DE 2019
Nación

Roxana Baldetti busca prolongar su estadía en el Centro Médico Militar

El Sistema Penitenciario interpuso un recurso de exhibición personal, porque sus guardias no podían ingresar en las instalaciones del hospital castrense.

Fecha de publicación: 13-09-15
Guardias carcelarios captados este sábado en el CMM en el cual la ex alta funcionaria sigue internada.
Por: Evelyn Boche* eboche@elperiodico.com.gt

El viernes a las 23:00 horas, el Sistema Penitenciario (SP) interpuso un recurso de exhibición personal a favor de Roxana Baldetti, según información del Juzgado de Paz de Penal de Faltas de Turno, para verificar que la paciente estuviera en el Centro Médico Militar (CMM), zona 16, porque a los custodios se les impidió el ingreso.

La ex vicepresidenta fue trasladada ese día desde la cárcel Santa Teresa, zona 18, hacia el CMM para someterse a tratamiento, con autorización escrita del juez Miguel Ángel Gálvez, contralor del caso La Línea. Baldetti y el expresidente Otto Pérez Molina son señalados como los altos mandos de dicha red de defraudación aduanera.

Mario Cano, abogado de Baldetti, refirió que solicitaron el permiso porque el SP no contaba con medios para retirarle un catéter. La jueza de Paz de Turno, Rosmery López Ríos, se presentó a las 2:52 horas de ayer. Luego de escucharla ordenó que se garantizara la permanencia de los guardias, y solicitó un informe sobre la salud de la reclusa.

El médico tratante, Ramiro Guerra, rindió el reporte a la funcionaria judicial en el que expone que Baldetti ingresó con fiebre y síndrome diarreico crónico posiblemente ocasionado por la bacteria Clostridium difficile. Además, el doctor indicó que se le retiró un catéter mediante el cual le eran administrados antibióticos, y que presentaba síntomas de infección, por lo que debe recibir tratamiento intrahospitalario.

Roxana Baldetti, al momento de ser ingresada el viernes al Centro Médico Militar, de la zona 16 capitalina, donde permanece. / cortesía > Guatevisión

 

Dictamen forense

El Ministerio Público pidió a la judicatura que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses dictamine si Baldetti debe permanecer internada. El mismo día de su hospitalización, el Inacif señaló que el traslado era innecesario. La evaluación se practicó ayer por la tarde.

La versión oficial, a cargo del vocero del SP, Rudy Esquivel, es que el recurso de exhibición personal se planteó para tener respaldo judicial de la permanencia de Baldetti en el hospital y garantizar la presencia de sus custodios. “Dos guardias mujeres tienen a la vista a la exfuncionaria y cinco más en otro cerco afuera de las clínicas”, detalló.

Mario René Cano, abogado de la ex vicepresidenta, afirmó ayer afuera del centro asistencial que el Sistema Penitenciario no posee los medios para retirarle un catéter. / Félix Acajabón

Hugo Rodríguez, vocero del Ministerio de la Defensa, indicó que desde que Baldetti llegó al CMM se ha tenido una buena comunicación con el director del Sistema Penitenciario. “A los guardias se les ha indicado de forma verbal cuando ella ha ido a los diferentes laboratorios o ha entrado a sala de operaciones”, agregó.

Baldetti guarda prisión preventiva desde el pasado 26 de agosto. Una semana permaneció en la cárcel del Centro de Detención Preventiva para Hombres de la zona 1, cuartel Matamoros, pero no en celda sino en la casa de uno de los comandantes de la base. El 2 de septiembre se le trasladó a la cárcel para mujeres Santa Teresa, donde continuaron los privilegios, ya que le fue habilitado un dormitorio en el segundo nivel del edificio administrativo.

El jueves un grupo de guardias de Santa Teresa denunció que Baldetti tiene una cama, pantalla plasma de TV, amueblado de sala, comedor y que le llevan comida tres veces al día. Desde su llegada, los policías perdieron el acceso al comedor y dijeron que temían posibles represalias si denunciaban los privilegios de la ex vicepresidenta.

 

*Con información de Juan Diego Oquendo.

Se queja de las guardias


Durante la exhibición personal, Roxana Baldetti denunció ante la jueza de Paz “el maltrato que ha tenido que soportar por parte de las agentes del Sistema Penitenciario” que la custodian. “La que tiene la llave para ingresar al lugar donde me encuentro salió hablando muy mal de mí en los noticieros y tengo temor de que pueda entrar a cualquier hora y me haga algo”, dijo. ¿Cómo vio los noticieros? Sus palabras podrían confirmar que tiene una pantalla plasma en Santa Teresa.