Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Nación

Pérez Molina, de la frustración al ataque

En tercer día de audiencia de primera declaración, ex presidente la emprende contra Comisión Internacional y el sistema de justicia tras ser ligado a proceso y devuelto a la cárcel.

Fecha de publicación: 08-09-15
Por: Braulio Palacios
Más noticias que te pueden interesar

La decisión de Miguel Ángel Gálvez no fue bien recibida por Otto Pérez Molina. El juez de Mayor Riesgo B ligó a proceso y envió a prisión provisional al expresidente, que pasó de la “frustración” -que aseguró sentir tras la resolución- al ataque al criticar al sistema de justicia que, dijo, responde a la “supranacional” Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

No se inmutó a pesar de que uno de sus abogados, Moises Galindo, lo intentó hacer entrar en razón al repetirle, en más de una ocasión, que “diera las gracias” a los periodistas lo invadían a preguntas al terminar el tercer día de audiencia de primera declaración.

Pérez Molina dijo sentirse “frustrado” y qu no entendió el por qué fue ligado por los delitos de defraudación aduanera, cohecho pasivo y asociación ilícita y, además, obligado a permanecer en el cuartel de Matamoros hasta la audiencia el 21 de diciembre, mientras la Fiscalía termina la etapa de investigación de tres meses.

“Estoy en contra de lo que ha pasado en los tres días de la audiencia”, expresó en un día en el que había manifestado que esperaba más seriedad en las pruebas de la Fiscalía.

“Con lo que he visto en esta primera audiencia, si lo esto le pasó a alguien que renunció a la Presidencia, le puede pasar a cualquier guatemalteco que venga enfrentar una denuncia de esta clase”, dijo airado en una improvisada rueda de prensa.

“Vemos el temor que le tienen a la CICIG. Quien está llevando aquí las cosas no es el MP, no es la Fiscal (Thelma Aldana), no son los fiscales. Es la presión que tiene la CICIG, quien tiene el respaldo de  entes internacionales. Pero lo que nosotros queremos ver es jueces independientes, como debe ser. Pero que haya jueces amedrentados por la presión que ejerce la CICIG, como un ente supranacional, eso es realmente una frustración”, indicó.

“Me está pasando a mí que soy Presidente (sic)… Me está pasando a mí como Presidente (sic)… qué le puede pasar a cualquier persona”, dijo antes de despedirse y abandonar la sala, acompañado por sus abogados, policías y guardias penitenciarios.

Durante la audiencia, el defensor César Calderón expuso la “desventaja” de su cliente debido a que se encontraba frente a un “monstruo: la CICIG. Afirmó que la Comisión tiene el financiamiento en “euros y dólares”, así como la infraestructura y mecanismos, y que los encausa hacia una sola persona: Pérez Molina.

En ese sentido, el exgobernante indicó que el MP responde a lo que la CICIG dice, y que el accionar del juez Gálvez tampoco se distancia de ese guión. “El juez responde al MP, y el MP a la CICIG”, explicó evidentemente molesto . “Todo lo que pidió el MP y la CICIG, así se dio por parte del juez”, agregó.

Esa frustración, explicó, se originó desde que la Corte Suprema de Justicia trasladó al Congreso el expediente del antejuicio para despojarlo de su inmunidad. Aludiendo a los magistrado, dijo que fue como “lavarse las manos, sin siquiera llegar a conocer a fondo”. En el caso del Legislativo indicó “comprender” la decisión de retirarle el fuero constitucional, porque ahí “las cosas son políticas”, aunque la comisión pesquisidora hizo un “show político” aprovechando la época de campaña.

Pérez Molina insistió que va a “dar la cara” ante los señalamientos de la Fiscalía de que es una parte clave en la estructura de defraudación aduanera La Línea. “No he participado en ninguna estructura criminal. Me siento tranquilo”, insistió en similar tono al de semanas atrás cuando dijo que no renunciaría al cargo. Pero si hizo, y fue comunicada al pueblo de Guatemala la madrugada del 3 de septiembre.

Etiquetas: