Viernes 26 DE Abril DE 2019
Nación

Defensa busca que Baldetti se quede en Matamoros

La cárcel del cuartel está bajo control de militares. La institución castrense, según dijo ayer el presidente Otto Pérez, aún apoya su gestión.

Fecha de publicación: 28-08-15
Fallida visita. Mariano Paz, esposo de Baldetti, y sus hijos, Luis Pedro y Mariano (a la izquierda), no pudieron ingresar a la cárcel de Matamoros por carecer de un permiso autorizado por juez. Por: E. Boche, J. López elPeriódico

Mario Cano, el abogado de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, presentó una apelación parcial contra la resolución judicial que ordena que la exmandataria guarde prisión preventiva en la cárcel para mujeres Santa Teresa, de la zona 18 capitalina. La defensa argumenta que dicho centro “no reúne las condiciones de seguridad” para su patrocinada.

Baldetti permanece en la cárcel del cuartel militar Matamoros, en la zona 1, desde el viernes 21 de agosto cuando fue detenida por su presunta vinculación con la red de defraudación aduanera La Línea. El miércoles, el titular del Juzgado B de Mayor Riesgo, Miguel Ángel Gálvez, ligó a proceso a Baldetti por tres delitos: asociación ilícita, caso especial de defraudación aduanera y cohecho pasivo, y ordenó que permaneciera en prisión preventiva hasta el próximo 8 de noviembre, cuando el Ministerio Público (MP) debe presentar las conclusiones de su investigación.

Desde su captura, la exfuncionaria ha recibido un trato distinto y privilegiado, en comparación con otros privados de libertad. Se le transporta en una camioneta blindada y no se le colocan grilletes en las muñecas. Además, un fuerte despliegue de agentes de la Policía Nacional Civil y de guardias del Sistema Penitenciario la resguardaron durante los tres días que asistió a la Torre de Tribunales para comparecer en su audiencia de primera declaración.

El recurso presentado por Cano deberá ser elevado a la Sala de Mayor Riesgo, que deberá confirmar o no la resolución dictada por Gálvez.

Un fuerte militar

La cárcel de Matamoros funciona como un fuerte militar en el que las autoridades del Sistema Penitenciario no tienen control alguno, señalan defensores que visitan a sus clientes recluidos en ese centro. Las visitas son autorizadas por personal castrense y son sometidos a un riguroso control para el ingreso, cuenta un abogado. Ayer, el esposo de Baldetti, Mariano Paz, y sus dos hijos —Luis Pedro y Mariano— intentaron visitar a la exfuncionaria, pero se les negó el ingreso porque no contaban con permiso de juez para ingresar.

Una fuente indicó que el mandatario Otto Pérez ordenó levantar una vivienda para Baldetti adentro del cuartel. Ella es la primera mujer que acoge Matamoros, ya que la cárcel era exclusiva para hombres, pero la ministra de Gobernación, Eunice Mendizábal, emitió un acuerdo que permite la reclusión de mujeres en esas instalaciones. Dos abogados consideran que la disposición es ilegal, ya que respondió a un caso en particular y que beneficia a la exfuncionaria.

Santa Teresa,  al  tope

En la cárcel Santa Teresa hay 978 reclusas, cuando su capacidad es de 250. Por el hacinamiento, las áreas ocupacionales y educativas sirven para resguardo de las internas. Las clínicas del centro se convirtieron en el área VIP, donde guardan prisión Marixa Lemus, alias la Patrona y Liliana Rodríguez, alias la Tarántula, entre otras.

Etiquetas: