Viernes 19 DE Julio DE 2019
Nación

Pérez y Baldetti, los altos mandos de La Línea

La ex Vicepresidenta fue detenida. El MP y la CICIG presentaron un antejuicio contra el mandatario por tener suficientes indicios de su vinculación con la red de defraudación aduanera desarticulada en abril pasado.

Fecha de publicación: 22-08-15
Por: Evelyn Boche eboche@elperiodico.com.gt

Ante la mirada ciudadana, Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti comandaban el Ejecutivo. En el ocaso de su administración, la CICIG y el MP revelaron que, tras bambalinas, dirigían una red criminal que socavó los ingresos que el Estado debía captar en las principales aduanas del país.

El presidente Pérez y la ex vicepresidenta Baldetti fueron presentados ayer como la cúpula y los máximos beneficiarios de la red de defraudación aduanera La Línea, develada el 16 de abril pasado por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Los vínculos entre ambos y la estructura criminal resultaron durante la segunda etapa de las pesquisas y se sustentan con escuchas telefónicas y documentación incautada durante los allanamientos en inmuebles de los sindicados de pertenecer a ese grupo.

El jefe de la Comisión, Iván Velásquez, indicó que “es altamente probable” que a Pérez Molina le correspondan los sobrenombres de el Uno; el Mero Mero; el Dueño de la Finca, mencionados en las interceptaciones telefónicas presentadas durante la imputación a los 28 miembros de esa estructura. Además, los investigadores incautaron a integrantes de la organización criminal documentos que revelan una relación cercana entre el mandatario y la ex Vicepresidenta con integrantes de la organización criminal.

En inmuebles de Juan Carlos Monzón, se incautaron cotizaciones de compra de vehículos dirigidas a Pérez, pero con atención a Monzón; documentos relacionados con la adquisición de inmuebles y boletos aéreos de viajes realizados por Pérez y Baldetti antes de ser electos.

Mientras que en las oficinas de Salvador Estuardo González Álvarez, alias Eco, ubicadas en el edificio Reformador de la zona 9 capitalina, según explicó Velásquez, se incautaron seis cheques girados a nombre de Baldetti, que en conjunto suman Q7.9 millones. González –expresidente de Corporación de Noticias, casa editora de Siglo 21 y Al Día– señalado como el líder de la estructura externa de La Línea.

Los documentos revelan, según Velásquez, que la relación entre los sindicados no surgió en 2012 sino antes, ya que mantenían relaciones de negocios. “¿Que hayan tenido que ver con las actividades de campaña en el 2011? Probablemente hubo dineros recaudados que se destinaron para esas actividades antes de ser elegidos en los cargos principales de la nación”, respondió el jefe de la CICIG.

Con esos indicios, el MP solicitó la captura de Baldetti ante el Juzgado de Mayor Riesgo B. El titular de la judicatura, Miguel Ángel Gálvez, emitió la orden el miércoles 19. Ayer, fiscales y miembros de la CICIG buscaron a la exfuncionaria en su domicilio de Los Eucaliptos, en carretera a El Salvador, pero ella estaba hospitalizada en el Centro Médico, ubicado en la zona 10 capitalina.

Captura y antejuicio

Al filo de la tarde, Gálvez le informó a Baldetti sobre los motivos de su captura –el MP la sindica por los delitos de asociación ilícita, caso especial de defraudación tributaria y cohecho pasivo– y fue enviada al Cuartel de Matamoros.

Mientras los agentes policiales se preparaban para detener a Baldetti afuera del nosocomio, en el Organismo Judicial, el fiscal a cargo de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), Juan Francisco Sandoval, presentaba una solicitud de antejuicio contra el presidente Otto Pérez por los mismos cargos que se endilgan a su excompañera de gobierno.

Velásquez expuso que en un memorando incautado a González, pese a que no era funcionario, le reporta al Presidente que “las acciones que adelantó conforme a sus instrucciones y que se efectuó un diagnóstico para identificar las debilidades en la recaudación de los tributos aduaneros, derechos arancelarios a la importación y el Impuesto al Valor Agregado”..

En esa nota también se menciona que la auditoría correspondiente podría ser del conocimiento de la CICIG, derivado de que se reconocerían “los esfuerzos del Gobierno para alcanzar las metas de recaudación”.

El Comisionado también expuso diferentes cuadros sobre la distribución de los ingresos ilícitos que percibía La Línea. En resumen y con base en los datos presentados, se infiere que la estructura erosionaba aproximadamente el 50 por ciento de los impuestos que debían pagar los importadores. Sin embargo, Velásquez puntualizó que no se atreven a brindar cifras sobre la defraudación ni sobre los montos o porcentajes que percibían Pérez y Baldetti como los altos mandos de la estructura, ya que esa información está bajo análisis.

El MP y la CICIG trabajaron en conjunto para lograr la captura de Baldetti y solicitar el antejuicio de Otto Pérez.

El MP y la CICIG trabajaron en conjunto para lograr la captura de Baldetti y solicitar el antejuicio de Otto Pérez.

Extinción de dominio al Presidente bajo análisis

La fiscal general, Thelma Aldana, anunció que la Unidad de Extinción de Dominio comenzó ayer con el análisis sobre el origen de los bienes del mandatario o vinculados con él, para evaluar si procede iniciar un procedimiento para retirarle las propiedades. Con base en ese estudio, se evaluará si presentan medidas  cautelares sobre esas  posesiones.

9


Cuentas relacionadas con la estructura de defraudación están bajo análisis financiero.

“En un nivel superior a Juan Carlos Monzón, tenemos la participación –muy lamentable, en la valoración que hemos hecho– del señor Presidente de la República y de Ingrid Roxana Baldetti”.

Iván Velásquez, de la CICIG.