Jueves 18 DE Julio DE 2019
Nación

Restringen ingreso a Contralor y diputado a la TCQ

Pretendían obtener información de primera mano que sustente lo lesivo del contrato entre la empresa y el Estado.

 

Fecha de publicación: 08-08-15
Trabajadores de TCQ no permitieron el ingreso de integrantes de medios de comunicación.
Por: Manuel Silva msilva@elperiodico.com.gt

El contralor general de Cuentas Carlos Mencos y el diputado Amílcar Pop realizaron ayer la visita de campo para revisar las instalaciones de la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) con la intención de verificar el ritmo de la obra y completar el informe que presentarán a la Procuraduría General de la Nación (PGN), para declarar lesivo el contrato firmado entre la empresa y el Estado.

 

Sin embargo, trabajadores de la empresa, de forma violenta, se negaron a permitirles el ingreso. Luego de unos minutos, el gerente de la entidad se comunicó con el Contralor y le indicó que solo él y el diputado podían entrar.

 

Ante la tensión creada, tanto Mencos como Pop, prefirieron retirarse del lugar por no dejar entrar a las personas que les acompañaban, entre las que estaban medios de comunicación y sindicalistas de la Portuaria. Mencos indicó que evaluarán las acciones a tomar ante este problema.

 

Se presentará informe

 

Tanto Pop como Mencos reiteraron que esta visita era clave para completar el informe a presentar. Pese a los problemas, el Contralor anunció que la próxima semana se presentará el documento legal ante la PGN, ya que en su opinión se tienen elementos suficientes para probar la lesividad.

 

El diputado también reiteró la acción y espera que se dé un análisis económico financiero que sustente todavía más el problema.

 

En lo relativo a la prohibición del ingreso declaró que se prefirió no insistir para evitar más violencia pero, afirmó, que en su opinión los medios tenían todo el derecho a entrar ya que se trata de bienes del Estado.

 

Dudas del pasado

 

El contrato fue dado a través de la figura de usufructo hace tres años a TCQ, subsidiaria de la Terminal de Contenedores de Barcelona. Este fue otorgado por un periodo de 25 años con derecho de prórroga y contenía más de 348 mil metros cuadrados de terreno de la Empresa Portuaria Quetzal.

 

En septiembre de 2014, se colocó la primera piedra de la primera fase de la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) que se estimaba en un costo de US$177 millones y se supone estaría lista en noviembre de 2015. La fase final estaba prevista para comenzar a construirse en 2017 o a principios de 2018 y supondría una inversión de US$255 millones, superando en total los US$400 millones.

 

US$177


millones el costo de la primera fase de la inversión.