Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Nación

Controversia entre Sala Cuarta y Tribunal B por traslado del general al Federico Mora

Instancia de Mayor Riesgo sostiene que ex Jefe de Gobierno debe ser internado en el Hospital de Salud Mental, por ser el único preparado para darle el tratamiento que se necesita.

Fecha de publicación: 29-07-15
Por: Tulio Juárez / José D. López / Julio E. Santos
Más noticias que te pueden interesar

La hospitalización de José Efraín Ríos Montt, de 89 años, sigue en impasse y crea controversia, ya que aunque la Sala Cuarta de Apelaciones lo amparó y ordenó su traslado a un centro asistencial privado, el Tribunal B de Mayor Riesgo respondió que mantiene firme su resolución de mandarlo al Hospital Nacional de Salud Mental Dr. Carlos Federico Mora, zona 18.

 
La Sala, integrada por Benicia Contreras Calderón, Jorge Valladares Arévalo y Thelma del Cid Palencia, argumentó que este último centro asistencial “no reúne los estándares necesarios de conformidad con investigación y documentos elaborados por entidades nacionales e internacionales en defensa de los Derechos Humanos”, por lo cual ordenó a la judicatura dictar una nueva resolución, en la cual decretara el traslado hacia otro.

 
El abogado Luis Afonso Rosales fue notificado en la Torre de Tribunales sobre el amparo otorgado a su defendido. Se conoció a continuación que posiblemente el anciano general retirado sería internado en el sanatorio Los Pinos -24 calle 15-75, zona 13- para recibir asistencia psicológica y médica, pero el Tribunal B lo rechazó de manera categórica.

 

Al emitir el otro fallo, confirmó el internamiento de Ríos Montt -acusado de genocidio en el caso de 1 mil 770 indígenas del Triángulo Ixil durante su gobierno de facto (1982-83)-, dentro  del centro médico estatal, y concluyó que este cumple con todos los requisitos. Además, argumentó que no se podía determinar qué otro hospital podía satisfacer los requerimientos.

 
El Tribunal también basó su resolución en el Artículo 44 de la Constitución, el cual versa que “el interés social prevalece sobre el interés particular”, en referencia a que los médicos juramentados para practicar los análisis al militar retirado son públicos, por lo que no pueden desatender a los demás pacientes del Federico Mora.

 

Etiquetas: