Domingo 20 DE Enero DE 2019
Nación

Antejuicio contra candidato vicepresidencial de Lider

La CICIG señaló que Edgar Barquín se aprovechó de su posición como presidente de la SIB y posteriormente como titular del Banguat, para permitir el lavado de dinero que terminaría financiando el partido al cual su hermano mayor estaba vinculado.

Fecha de publicación: 16-07-15
Por: Cindy Espina/Carmen Quintela elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

 

La Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG) y el Ministerio Público (MP) dieron ayer un duro golpe al partido Libertad Democrática Renovada (Lider). Los entes investigadores revelaron que el candidato a la vicepresidencia de Lider era llamado el Punta de Lanza de una estructura criminal dedicada al lavado de dinero y al financiamiento electoral ilícito, la cual se presume que inició operaciones en 2008 y que ha lavado desde esa fecha más de Q937 millones. Un grupo dirigido por Francisco Morales, alias Chico Dólar.

 

La agrupación Lider considerada una de las más fuertes de la contienda electoral, se jacta de llevar como compañero de fórmula de Manuel Baldizón a uno de los mejores conocedores de la economía del país, por la experiencia y mandato de Barquín en las entidades dedicadas al control financiero.

 

Según el comisionado Iván Velásquez, Barquín se aprovechó de sus cargos para permitir el blanqueo de activos en la banca nacional e internacional, es por eso que la Comisión y el MP solicitaron ayer a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se le retire la inmunidad que ostenta por ser candidato vicepresidencial, ya que se le imputan los delitos de asociación ilícita y tráfico de influencias.

 

Una vida al control financiero

 

Barquín es de La Libertad, Petén, egresado de la Universidad de San Carlos, donde obtuvo la licenciatura en Ciencias Jurídicas y Sociales, y el título de Contador y Auditor Público. Inició su trabajo en la Superintendencia de Bancos (SIB) en 1985, pero salió de este puesto en 2005. El vicepresidenciable de Lider regresó a la SIB el 3 de marzo de 2008, cuando el expresidente Álvaro Colom lo nombró presidente de esa institución, ya que este había sido asesor económico del exmandatario.

 

Dos años después, el 1 de octubre de 2010, Colom nombró a Barquín como presidente del Banco de Guatemala (Banguat), cargo que dejó en octubre de 2014, meses antes se conocía sobre su apoyo a la agrupación Lider. En esa época se convirtió en el representante de ese partido para negociar con el Partido Patriota (PP) el Presupuesto 2015, el cual fue aprobado el 28 de noviembre, ese día el candidato a la vicepresidencia giró instrucciones a los diputados de Lider desde el palco de diplomáticos del Congreso.

 

“El Comandante” y “el Jefe”

 

Pero el candidato a la vicepresidencia de Lider no operó solo, según la CICIG su principal aliado fue su hermano mayor Manuel Barquín, alías el Comandante, diputado de la bancada Lider. Manuel se benefició de dinero lavado para financiar asambleas departamentales de la Gran Alianza Nacional (Gana), partido por el que llegó al Legislativo y utilizaba el personal y oficinas del Congreso para colaborar con el blanqueo de activos de la red operada por Morales.

 

Manuel inció su carrera como legislador en 2004 con la coalición Gana que llevó a la Presidencia a Óscar Berger, y para las elecciones de 2011 este partido formó una coalición con la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

 

Esta última alianza se rompió en 2012. En febrero de 2014 dejó esa agrupación y se trasladó al PP hasta octubre de ese mismo año, que es cuando junto a su hermano se unen a las filas de partido Lider.

 

Manuel Barquín es considerado uno de los caciques de Petén, al igual que Baldizón, ya que desde sus 22 años está involucrado en la política. Fue dos veces alcalde del municipio de La Libertad. La CICIG le imputa los delitos de asociación ilícita, tráfico de influencias, financiamiento electoral ilícito y peculado por uso.

 

 

Junto a los hermanos Barquín también operaba Jaime Martínez Lohayza, alías el Jefe, quien como secretario general de la Gana se beneficiaba de los recursos que la estructura criminal lavaba para financiar las asambleas de su partido. Martínez Lohayza y el mayor de los Barquín eran los únicos representantes que le quedaban a la Gana hasta que, el 15 de julio de 2014, este junto a su hijo Carlos Martínez Castellanos decidieron guardar la ficha del partido y colocarse la corbata roja de Lider.

 

Martínez Lohayza fue alcalde del municipio de Quezada, Jutiapa, de 1996 a 2004, cuando concluyó su mandato en la Municipalidad buscó una curul en el Congreso, este ahora busca la cuarta reelección como diputado.

 

Niegan señalamientos

 

Anoche el vicepresidenciable de Lider, Edgar Barquín, se desligó de los señalamientos de la CICIG y dijo que se trata de un “complot” que busca dañar su integridad moral. Sin embargo, subrayó que se trata de “escuchas ilegales”.

 

También denunció que recibe llamadas donde lo amenazan de muerte y dijo que es víctima de espionaje y hostigamiento.

 

Roberto Villate, secretario general del partido Lider, arremetió contra el comisionado Iván Velásquez, a quien acusó de “judicializar la política”, entonces “politizaremos la justicia”, apuntó. Villate agregó que Velásquez es un hombre espectáculo y que se trata de un ataque abierto contra esa agrupación política. El diputado Manuel Barquín aseguró que está dispuesto a ser investigado siempre y cuando no existan presiones políticas de ninguna índole. “Espero que no hayan interferencias, se cumpla el debido proceso y el principio de inocencia”, dijo.
 Aseguró que no tuvo acercamiento con personal de la IVE y que desconoce a qué empresas de cartón se refiere la CICIG.

 

 

Binomio en peligro

 

 

La investigación de la CICIG vincula directamente con la red de lavado de dinero a Edgar Barquín, candidato a la vicepresidencia por Libertad Democrática Renovada (Lider).

 

La Ley Electoral y de Partidos Políticos señala en su artículo 217 que desde el momento de su inscripción, los candidatos presidenciales y vicepresidenciales no podrán ser detenidos o procesados, salvo que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declare que ha lugar a formación de causa en su contra.

 

Según el magistrado Jorge Mario Valenzuela, en caso de que la CSJ le retirara la inmunidad a Barquín, esto no sería motivo suficiente para revocarle la candidatura: “No es tan sencillo, porque existe la presunción de inocencia”. “Otra cosa es que lo ligaran a proceso. En este caso sí se podría anular su inscripción”, señaló.

 

El abogado constitucionalista Alejandro Balsells compartió la visión de Valenzuela: “Si le dictan prisión preventiva, está claro, no puede continuar en la contienda electoral”.

 

Suponiendo este posible escenario antes del 6 de septiembre o del 25 de octubre, si el binomio de Lider pasara a la segunda vuelta, el candidato a la presidencia Manuel Baldizón tampoco podría participar en el proceso electoral. “Ya no sería posible, porque no se inscriben por separado, sino como binomio. Ya no podría correr él solo”, explicó el magistrado.

 

Balsells indicó que en el supuesto de que Lider lograra la presidencia y vicepresidencia en octubre, y después de esto se procesara a Barquín, “la situación sería más fácil, se haría un relevo constitucional”.

 

¿Cómo afecta esta situación a las elecciones?

 

Etiquetas: