Jueves 23 DE Enero DE 2020
Nación

Pocos se empadronan al año en municipios sin registros

Datos del Registro Nacional de las Personas (Renap) muestran que en 51 localidades fueron destruidos los libros de Nacimientos, Matrimonios o Defunciones.

Fecha de publicación: 14-07-15
Por: Claudia Méndez Villaseñor cmendezv@elperiodico.com.gt

Destruir los registros civiles de las municipalidades fue una práctica recurrente en década de los ochenta. En los años más recios del conflicto armado interno fueron quemadas 36 de estas dependencias municipales: 23 en 1982, cinco en 1980, siete en 1981 y una en 1983.

 

Pero existen casos anteriores, como el destrozo del Registro Civil de Barillas, Huehuetenango y San Martín Sacatepéquez, en 1929; el de Santiago Sacatepéquez, ocurrido en 1935, en donde se perdió toda la información anterior a esa fecha, o los siniestros que consumieron esas oficinas de las municipalidades de Santa Catarina Pinula, Guatemala y Quezada, Jutiapa, en 1952.

 

Otros Registros Civiles se perdieron  en 1978, 1985, 1986, 1996, 1998, 2003, 2004, 2007 y 2008.

 

El Renap reporta 51 municipios que perdieron información vital de sus pobladores, los libros de Nacimientos, Matrimonios y Defunciones, entre otros. La mayoría están localizados en Huehuetenango (20), San Marcos (6), Quetzaltenango (6), Sololá (4), Quiché (2), Guatemala (2), Escuintla (2), Sacatepéquez (2), Jutiapa (2), Suchitepéquez (1), Petén (1), Totonicapán (1), Retalhuleu (1) y Alta Verapaz (1).

 

La falta de estos documentos podría ser una de las causas por las cuales el padrón electoral crece menos de mil registros al año en 31 de estas comunidades, que corresponde al 62.74 por ciento de municipios con ese problema, según las estadísticas del Tribunal Supremo Electoral (TSE) a mayo de 2015.

 

Tal es el  caso de San Vicente Pacaya, Escuintla, cercano a la capital. De 2014 a 2015 el número de empadronados aumentó 322 personas. Creció de 9 mil 26 a 9 mil 348.

 

En Santiago Chimaltenango, Huehuetenango, fueron 377. El listado de vecinos aptos para votar era el año pasado de 5 mil 482, mientras que en 2015 reportó 5 mil 859.

 

José Carlos Sanabria, experto de Asies, opinó que la falta de documentos de identidad podría ser una de las causas del  bajo número de empadronados, pero también otras. “Puede ser una mezcla, no obtener la documentación a tiempo, la crisis política que afecta al país y la apatía o desgano”,  dijo.