[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Biden y Xi rebajan tensiones, pero chocan por Taiwán


La cumbre del G20 supone una oportunidad para Xi de retomar los contactos internacionales.

foto-articulo-Mundo

Los presidentes de Estados Unidos y de China, Joe Biden y Xi Jinping, escenificaron ayer un acercamiento destinado a evitar que su rivalidad desemboque en un conflicto abierto, aunque ambos se mantuvieron firmes en sus líneas rojas, especialmente en torno a Taiwán.

En la isla de Bali, en vísperas de la mayor cumbre del G20 desde la pandemia, Biden y Xi se encontraron por primera vez en persona como presidentes con el propósito de evitar que las tensiones en distintas materias deriven en un conflicto. “No hay necesidad de una nueva Guerra Fría”, dijo Biden ante la prensa al terminar el encuentro. Después de darse la mano ante las cámaras, los dos dirigentes se lanzaron a más de tres horas de reunión en la que mostraron cierta sintonía sobre Ucrania, pero dejaron patentes sus diferencias sobre Taiwán.

Según el comunicado del Ministerio chino de Exteriores, Xi avisó a Biden de que Taiwán, cuya soberanía reclama China, es “la primera línea roja que no se debe cruzar” y aseguró que espera que EE. UU. haga “honor a su promesa” de no apoyar una eventual independencia de la isla.

Por su parte, la Casa Blanca dijo que Biden comunicó a Xi que su política hacia Taiwán no ha variado y que sigue oponiéndose a cualquier “cambio unilateral” en el statu quo.

Biden reiteró su apoyo al principio de “una sola China” que significa que el único Gobierno chino al que reconoce Washington es el que tiene sede en Pekín, lo que le aleja de las aspiraciones independentistas de Taiwán.

Las tensiones sobre la isla se multiplicaron con la visita a Taipéi de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y unas enormes maniobras militares lanzadas posteriormente por China en la zona.

Pero los contenciosos entre ambas potencias son múltiples y variados: desde la rivalidad comercial a la controversia por los orígenes del COVID, pasando por los derechos humanos de la minoría uigur en Xinjiang o las libertades en Hong Kong.

“Tenemos que encontrar la dirección correcta” y gestionar “de forma adecuada” las relaciones, afirmó Xi, quien aseguró que el mundo era “suficientemente grande” para la prosperidad de ambas potencias.

Rechazo al conflicto nuclear

Los dos líderes encontraron terreno común sobre la guerra de Ucrania, destinada a ser una de las protagonistas de la cumbre del G20 que empieza hoy en Indonesia. Xi y Biden “reiteraron su acuerdo de que una guerra nuclear nunca debe ser librada y subrayaron su oposición al uso o la amenaza de usar armas nucleares aen Ucrania”, dijo la Casa Blanca. 

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Verónica Spross de Rivera
La Cuaresma: tiempo de conversión y perdón
noticia Redacción Cultura
India y su cultura, en exposiciones
noticia AFP/EFE
EE. UU. anuncia nuevo envío de armas a Ucrania


Más en esta sección

El Departamento de Justicia de EEUU pidió declarar en desacato a Donald Trump

otras-noticias

Mujer autista acusa a Nick Carter de haberla violado cuando era menor de edad. Entérate

otras-noticias

Cómo eran los entrenadores de los equipos del Mundial Qatar 2022 cuando eran futbolistas

otras-noticias

Publicidad