[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Huelgas y movilización sindical en Europa por el aumento del costo de vida


foto-articulo-Mundo

La fuerte caída en el poder adquisitivo de los asalariados en un escenario de elevada inflación impulsó este miércoles huelgas nacionales en Bélgica y Grecia y tiene movilizados a los sindicatos en Francia y el Reino Unido, donde el transporte público podría verse perturbado el jueves.

Toda la región enfrenta un aumento exponencial en los costos de la energía en momentos en que se aproxima el invierno boreal, y convive además con una persistente inflación del 10 por ciento, en un cuadro explosivo que genera impaciencia y preocupación en la población.

Así, las centrales sindicales que convocan estas medidas de fuerza coinciden en afirmar que los salarios actualmente no permiten enfrentar el encarecimiento del costo de la vida.

Este miércoles, los sindicatos belgas convocaron a una huelga nacional para proteger el poder adquisitivo de los salarios, con suspensión del servicio de trenes y supermercados cerrados.

En el principal aeropuerto de la capital, Bruselas-Zaventem, 60 por ciento de los vuelos previstos han sido cancelados por la falta de personal en las plataformas operacionales.

En tanto, el aeropuerto de Charleroi (principal núcleo de la empresa Ryanair en el continente europeo) permanecía cerrado, con todos sus despegues cancelados.

La huelga nacional fue convocada por la mayor confederación sindical del país, la Federación General del Trabajo de Bélgica (FGTB, socialista), con apoyo de la Confederación de Sindicatos Cristianos (CSC).

François Reman, portavoz de la CSC, declaró que los sindicatos exigen “poder negociar aumentos salariales cuando sea posible”.

En Bruselas, apenas una cuarta parte del servicio ferroviario estaba en funcionamiento el miércoles.

Reclamos en Grecia

En tanto, Grecia también se movía en cámara lenta este miércoles a raíz de un protesta nacional por el aumento de los precios al consumidor.

En la mañana del miércoles, Atenas, una ciudad donde el tránsito es habitualmente intenso, parecía una lugar abandonado, ante la suspensión total del servicio de autobuses, tranvías, trenes subterráneos y suburbanos, y taxis.

También se habían suspendido las conexiones marítimas entre la Grecia continental y las islas situadas en los mares Egeo y Jónico, ya que el sindicato que opera esas líneas también adhirió a la huelga.

Convocadas por la Confederación General de los Trabajadores Griegos (GSEE), principal impulsor de la huelga, unas 20 mil personas se reunieron en la capital, Atenas, para protestar por el dramático efecto que estas crisis combinadas tienen sobre los salarios.

“El encarecimiento de la vida es insoportable”, denunció el GSEE, que pidió también “un alza de los salarios y una protección social para todos”. 

El gobierno griego anunció que tiene listo un plan de ayuda para que la población pueda enfrentar las elevadas tarifas de energía, pero los sindicatos afirman que se trata apenas de una medida preelectoral, a ocho meses de elecciones generales.

Insatisfacción generalizada

Simultáneamente, en el Reino Unido, el Royal College of Nursing (RNC), que representa a casi medio millón de enfermeras y enfermeros, debe anunciar en cualquier momento la primera huelga nacional en sus 106 años de historia.

Otros trabajadores ligados al área de salud pública (como personal de ambulancias o porteros de hospitales y hasta personal de limpieza) también participan en una consulta del RNC que podría desembocar en una paralización.

El gobierno británico aseguró que tiene preparados planes de emergencia ante una huelga del personal paramédico, pero el anuncio no disipó los temores sobre el impacto de la huelga sobre un sector que aún busca reponerse del caos provocado por la pandemia de coronavirus.

En Francia, diversas centrales sindicales convocaron para el jueves una huelga nacional de un día que deberá paralizar los transportes en la capital París, en protesta por el alza de los precios.

En principio, siete líneas de trenes subterráneos tendrán el servicio interrumpido, y otras siete operarán apenas en las horas de mayor afluencia. Solamente dos líneas automatizadas -que no utilizan conductores- funcionarán normalmente.

Este huelga, planificada desde hace mucho tiempo, se combina con un llamado a la movilización nacional por parte del más influyente de los sindicatos, la Confederación General del Trabajo (CGT).

Ese núcleo sindical pide una mejora del salario mínimo y la indexación de los salarios a la inflación.

En España, la Plataforma en Defensa del Transporte, una agrupación de autónomos y pequeñas empresas de transportistas de mercancías, convocó a un cese de actividades para el lunes próximo. Este sector había protagonizado una dura huelga de 20 días en marzo pasado.

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Guatemala recibe cuatro familias de Ucrania
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
TSE entrega acreditación de inscripción al Partido Republicano
noticia Francisco Roberto Gutiérrez Martínez
Fray Bartolomé de las Casas, el defensor de los indígenas


Más en esta sección

Populismo el enemigo de América Latina

otras-noticias

Presentan obra literaria de Gonzalo Asturias Montenegro

otras-noticias

La bendita Santa Muerte

otras-noticias

Publicidad