[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Recta final para los comicios en Brasil


Según Datafolha, Lula reúne 47 por ciento de las intenciones de voto, frente a 33 por ciento de Bolsonaro. El exlíder sindical dejó la presidencia con una aprobación superior al 80 por ciento, y volvió al ruedo político tras un periodo en prisión por el escándalo de corrupción Lava Jato.

foto-articulo-Mundo

La campaña electoral brasileña entró ayer en su recta final con el presidente Jair Bolsonaro y el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva lanzándose acusaciones de corrupción. Aunque hay 11 candidatos, la disputa por quién gobernará hasta 2026 se concentra en Bolsonaro, que busca la reelección, y el favorito exmandatario de izquierda, Lula (2003-2010).

Todas las encuestas sitúan a Lula con la victoria el próximo domingo, con una ventaja de entre 10 y 15 puntos sobre el líder ultraderechista, que apura sus opciones para al menos forzar una segunda vuelta prevista para el 30 de octubre.

El candidato del Partido de los Trabajadores (PT) sería elegido de nuevo presidente, si supera el 50 por ciento de los votos válidos el mismo día, escenario que ya anticipan varios sondeos.

La estrategia de Lula, de 76 años, para finiquitar la contienda en primera vuelta es apelar al “voto útil”, restando apoyos al laborista Ciro Gomes y a la senadora de centroderecha Simone Tebet, que juntos suman casi un 15 por ciento de las intenciones de voto; combatir la abstención y seducir a los indecisos.

“Vamos a intentar convencer al mayor número de personas posibles para ir a votar”, pidió el antiguo dirigente sindical a sus seguidores, en un mitin ayer en Río de Janeiro.

Lula arremetió también contra Bolsonaro, recordando su negacionismo con el COVID-19, las investigaciones por corrupción en las carteras de Salud y Educación bajo su gestión y las sospechas en torno a las operaciones inmobiliarias de la familia del gobernante.

“Él no explica a nadie cómo compró 51 inmuebles con 26 millones” de reales (casi US$5 millones) “en efectivo”, denunció el expresidente, en alusión a un reciente reportaje del portal UOL que analizó 107 transacciones inmobiliarias realizadas por Bolsonaro, sus hijos, sus exesposas y sus hermanos desde 1990.

Por su parte, el líder ultraderechista, que ayer no tuvo actos de campaña tras participar en la víspera de un debate televisado del que se ausentó Lula, también evidenció los casos de corrupción de los Gobiernos del PT (2003-2016).

En medio de este cruce de acusaciones, Bolsonaro sigue con su objetivo de rascar votos entre las mujeres y los más pobres, grupos decisivos, mayoritariamente favorables a Lula y a los que intentó persuadir en el debate del sábado, una tarea nada fácil.

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redaccion/elPeriódico
Médicos denuncian que hay carencias en el Hospital General
noticia Jesús Gómez*
Diálogo, consulta y consentimiento en la cosmovisión maya
noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Derrumbe en ruta Interamericana bloquea los carriles con dirección a San Lucas


Más en esta sección

Juez envía a juicio a José Rubén Zamora por tres delitos

otras-noticias

Las razas de perros mas desconfiadas con los extraños

otras-noticias

España despide al técnico Luis Enrique

otras-noticias

Publicidad