[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Una página de la Historia en las calles de Londres: “Yo estuve ahí”


foto-articulo-Mundo

Fuera por vivir “un momento histórico”, para decir “yo estuve ahí”, o para estar en compañía, británicos y turistas se congregaron en gran número en las calles de Londres para seguir el funeral de Isabel II.

“Es una emoción que no se puede describir, el ver pasar el féretro de la reina”, dijo a AFP Maryann Douglas, enfermera jubilada de 77 años. “Fue mejor de lo que esperaba, tenía lágrimas en los ojos y escalofríos”, reconoció. 

“Quería formar parte [del evento]. Es un gran día de nuestra Historia, esto forma parte de nuestra vida”, explicó Susan Davies, de 53 años, que llegó a las 06:30Hrs a Hyde Park Corner, desde Essex, al este de Londres, con su marido y sus dos hijos adolescentes. 

“Yo quiero formar parte de la historia”, ahondó Jack, su hijo de 14 años, que prevé explicar el evento a las futuras generaciones. “Hablaré de este momento a mis hijos. Les diré: ¡Allí estuve!”.

El funeral en la Abadía de Westminster, seguido por cientos de millones de personas de todo el mundo en la televisión, fue también retransmitido en iglesias, cines, plazas o parques de todo el país, como en el londinense Hyde Park.

Aplausos finales

“Podría verlo en casa por la televisión, pero me perdería el ambiente”, explicó Alex Hutchinson, de 64 años, en este famoso parque que a algunos les pareció más que suficiente para vivir el funeral.

Como a Rhiannon Turnbull, de 31 años, y a su pareja, Julie Taylor, de 34, que condujeron cuatro horas, desde el sur de Gales, para estar en Hyde Park.

“Estamos muy orgullosos de estar con todo el mundo en el parque”, confiaron.

En la catedral de St Albans, al norte de Londres, los asistentes cantaban los himnos entonados en la Abadía de Westminster, y en Hyde Park se cantó el “Dios salve al rey”, el himno nacional, o se rezó.

Louise Grimster quería “un poco de ambiente, un poco de historia”, explicó en St Albans. Para asistir al funeral nacional, ella y su pequeña familia (su marido Peter y sus dos hijas de 6 y 3 años) condujeron media hora hasta la catedral, que la monarca había visitado cuatro veces en vida.

“Poder cantar los himnos al mismo tiempo, estar en un edificio que se parece (a la Abadía de Westminster), con los arcos, fue muy bonito”, dice.

“Queríamos ir a Londres, pero temíamos que hubiera demasiada gente. Fue una buena idea venir aquí.

Al final del funeral, aplausos.

Un brindis por la reina

“La ceremonia fue perfecta, muy espectacular, como se merece una gran reina”, comentó John MacKinnon, un corredor des seguros de 49 años. “Ahora me voy con mis amigos a tomar una copa y a dedicarle un brindis” a la reina.

Calon Thompson, un estudiante de cine de 20 de Bedford (norte de Londres), no se movió del recorrido y vio el funeral en su celular. 

“Queríamos estar en primera fila”, explicó Thompson, que llegó a su puesto a las seis de la mañana. “Pensábamos que estaríamos en medio de la multitud, pero estamos aquí, en el mejor sitio, con la mejor vista. ¡Fantástico!”, aseguró, describiendo una atmósfera “bastante excitante, pero también triste”.

Los primeros metros de la mañana esta abarrotados. Y algunas personas pasaron directamente la noche en el itinerario del cortejo. Muchos sacos de dormir yacían por tierra por la mañana en Whitehall, arteria del centro de Londres que acoge normalmente ministros y altos funcionarios.

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Una imagen de vestidos de niñas colgados en cruces gana el World Press Photo
noticia Juan Diego Godoy
Más de lo mismo
noticia Redacción / elPeriódico
Realizan Torneo Nacional de Polo Alto Handicap organizado por Grupo Palermo y la Asociación Nacional de Polo a beneficio de Mano Amiga


Más en esta sección

Derrumbes y hundimientos se registraron en el mismo territorio hidrográfico

otras-noticias

Patrullaje en la selva Maya: La lucha contra la tala ilegal en la frontera Guatemala-México

otras-noticias

Realizan homenaje y el último adiós a Olga y Michelle en Totonicapán

otras-noticias

Publicidad