[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Carlos III y sus hermanos velan a su madre en Londres


El exjugador del Manchester United y el Real Madrid David Beckham se sumó a la fila para despedir a la reina.

foto-articulo-Mundo

Los hijos de Isabel II, encabezados por el rey Carlos III, velaron ayer el féretro de su madre en Westminster Hall, la capilla ardiente para la que muchos británicos están dispuestos a esperar en colas de más de 20 horas.

Carlos III, de 73 años, y sus hermanos Ana (72), Andrés (62) y Eduardo (58) entraron en el majestuoso salón, la parte más antigua del Parlamento británico, y en un silencio sepulcral avanzaron hasta el féretro.

Allí permanecieron 12 minutos, ante la mirada atenta de los británicos que seguían desfilando frente a los restos de la reina para darle su último adiós. Después, abandonaron el salón con la misma solemnidad. 

Conocida como la “vigilia de los príncipes”, esta tradición se remonta a 1936, cuando los cuatro hijos de Jorge V montaron guardia sin avisar en torno a su ataúd. 

Carlos y sus hermanos ya velaron el féretro el lunes en Escocia, donde la monarca falleció a los 96 años el 8 de septiembre. En aquella ocasión, Andrés no vistió su uniforme militar, un honor del que la propia reina le había privado en vida debido a un escándalo sexual. Pero ayer, una excepción le permitió lucir sus galas.

También podrá hacerlo el príncipe Enrique, de 38 años, que en 2020 decidió con su esposa Meghan abandonar la familia real, cuando hoy participe junto a los otros siete nietos de Isabel II en una vigilia similar. 

La capilla ardiente está abierta hasta la 06H30 (05H30 GMT) del lunes, pocas horas antes del funeral, y miles de británicos siguen haciendo cola para visitarla. La enorme afluencia obligó a las autoridades ayer a impedir durante horas que más personas se sumaran a la kilométrica fila que discurre a lo largo del río Támesis. La espera rondaba entonces las 14:00 horas. Poco después de su reapetura, el Gobierno advirtió de que era de 22 horas como mínimo. 

Allí fue visto el exjugador del Manchester United y el Real Madrid David Beckham, de 47 años. 

Vestido con traje, corbata y abrigo negros, llevando una gorra y un paraguas, dijo haber llegado a las dos de la madrugada. Doce horas más tarde se le veía saliendo de la capilla ardiente, donde inclinó sobriamente la cabeza frente al féretro y se secó una lágrima.

“Es muy emotivo, y el silencio y la atmósfera en la sala son muy difíciles de explicar, pero todos estamos aquí para dar las gracias a su majestad por ser tan amable, cariñosa y reconfortante a lo largo de los años”, dijo Beckham a un grupo de periodistas.

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Agencias
Van Aert manda en el Tour de Francia
noticia Redacción/elPeriódico
Madres que buscan justicia
noticia AFP / elPeriódico
Un año del régimen talibán en Afganistán


Más en esta sección

Tiendas Elektra Guatemala celebra su 25 aniversario 

otras-noticias

Tribunal Supremo Electoral avala asamblea de FCN-Nación

otras-noticias

Ministerio Público pide 50 años de cárcel contra Jorge Zea

otras-noticias

Publicidad