[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Ola de calor debe disiparse en el oeste de EE. UU. pero seguirán condiciones extremas


Varios incendios forestales avanzan en el oeste de Estados Unidos, dos de ellos mortales que comenzaron el fin de semana.

foto-articulo-Mundo

Una ola de calor que achicharra a la costa oeste de Estados Unidos comenzará a disiparse, anunció el servicio meteorológico este miércoles, aunque advirtió de peligrosas condiciones climáticas propicias para más incendios.

California y sus estados vecinos sufrieron una semana de temperaturas de más de 40ºC que provocaron incendios y la amenaza diaria de interrupciones del servicio eléctrico, con el sistema al borde del colapso debido a la fuerte demanda.

Pero la mejora del clima con la llegada de un frente frío desde Canadá puede traer sus propios peligros, dijo el Servicio Nacional de Meteorología.

“Este frente frío fomentará en la jornada vientos racheados en todo el norte de la Gran Cuenca y el norte de las Altas Planicies. Combinado con una humedad relativamente baja, estas condiciones podrían ser potencialmente propicias para desatar nuevos incendios y propagar los ya existentes de forma incontrolable”, advirtió el servicio.

El Centro de Predicción de Tormentas “emitió una alerta de área extremadamente crítica para el fuego en la región centro-norte de Montana, donde los vientos pueden alcanzar los 95 kilómetros por hora”.

Varios incendios forestales avanzan en el oeste de Estados Unidos, dos de ellos mortales que comenzaron el fin de semana.

El incendio Mill, en el norte de California, causó la muerte de dos personas y destruyó más de 100 propiedades al devorar 1 mil 600 hectáreas del condado Siskiyou.

Al sureste de Los Ángeles, el incendio Fairview, que comenzó el lunes, aún descontrolado, consumió más de 2 mil 800 hectáreas, dijeron las autoridades el miércoles.

Dos personas murieron intentando huir de este incendio y más de 10 mil residentes recibieron órdenes de evacuación. A pesar de que decenas de oficiales fueron enviados a comunicar puerta a puerta sobre el avance del fuego, no todos los vecinos han obedecido a las advertencias, dijo la comisaría del condado Riverside.

“Uno creería que más gente tomaría esto en serio”, dijo Brandi Swan, vocera de la comisaría, al diario Los Ángeles Times. “Se mueve tan rápido, y es por eso que tratamos y definimos un área de evacuación tan grande, porque el cambio de dirección de los vientos y el clima es impredecible, el fuego se mueve rápido”, agregó.

El jefe del departamento local de los bomberos, Josh Janssen, dijo que trabajarán con más fuerza después de un día difícil en el cual vieron al fuego “superar nuestros esfuerzos”.

Las llamas continúan propagándose “con el incendio amenazando a varias comunidades en todas las direcciones”.

Latigazo meteorológico 

Más de dos décadas de sequía han dejado al oeste de Estados Unidos reseco y vulnerable ante las llamas que avanzan rápidamente y arden de forma más destructiva y feroz.

Los científicos advierten que el calentamiento global está alterando los patrones climáticos, volviéndolos más extremos.

Este tipo de azote meteorológico, que según los expertos son cada vez más frecuentes, podría verse sobre el final de esta semana, pues los pronósticos anticipan que la ola de calor en el suroeste podría dar paso a lluvias torrenciales.

Mientras se espera que miércoles y jueves continúen con altas temperaturas en varias regiones, llegando incluso a los 43ºC, un huracán proveniente de la costa pacífica de México puede traer hasta 150 milímetros de lluvia en algunas zonas de Arizona y California.

“Esta cantidad de lluvia debe producir inundaciones repentinas, particularmente en sitios con escombros de incendios recientes”, advirtió el servicio meteorológico.

Las altas temperaturas presionan fuertemente al sistema eléctrico de California, con una demanda récord para refrescar los hogares.

El martes, California ISO, instancia a cargo de supervisar el sistema eléctrico, advirtió de la posibilidad de iniciar cortes aleatorios para evitar el colapso de la red, emitiendo así un llamado de emergencia para economizar electricidad aumentando la temperatura de los aires acondicionados y apagando las luces innecesarias.

Este miércoles la instancia llamó nuevamente a continuar economizando electricidad.

“La emergencia fue declarada para ayudar a mantener la red y garantizar más recursos, y urge a los consumidores a disminuir la demanda en el sistema. El estado y buena parte del oeste están sufriendo una ola de calor históricamente larga, que rompe récords de temperatura, impactando la capacidad eléctrica”, dijo California ISO.

California tiene varias instalaciones de energía solar, incluso en casas, que proveen un tercio de la demanda durante el día. Pero cuando el sol se pone, el peso recae solo sobre la red eléctrica, pues durante la noche las temperaturas permanecen son altas.

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Manfredo Marroquín
¿A qué clase de inversionistas les interesa un país sin justicia?
noticia Europapress
Un estadounidense inventa un truco para no perder el mando de la televisión
noticia Evelyn Boche/elPeriódico
Presuntos aliados del “Primazo” serán juzgados en Guatemala


Más en esta sección

Equipo Mundial gana el título de la Laver Cup

otras-noticias

¿Dónde ver el Festival de Marimba Paiz? No te lo pierdas

otras-noticias

Graban momentos cuando vehículos caen en hundimiento de Villa Nueva

otras-noticias

Publicidad