[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Luisiana realoja a los primeros refugiados climáticos de EE. UU.


foto-articulo-Mundo

“¡No veo la hora de mudarme, espero este día desde hace una eternidad!”, dice Joann Bourg frente a su nuevo hogar, a 60 km de la isla del sur de Estados Unidos en que nació, un área que se hunde gradualmente en el Golfo de México. 

Bourg está entre la decena de indígenas americanos de la Isle de Jean Charles, en el estado de Luisiana, que a finales de agosto recibieron finalmente las llaves de las casas construidas para ellos en Schriever, en el interior de las tierras cajunes. 

Son los primeros beneficiarios de una ayuda federal para el realojamiento de desplazados otorgada a ese estado en 2016. Son, también, los primeros refugiados climáticos de Estados Unidos. 

“La casa que teníamos en la isla fue nuestro hogar desde siempre. Mis hermanos y yo crecimos allí, íbamos a la escuela allí”, recuerda Joann, cuya residencia familiar quedó completamente destruida. 

La Isle de Jean Charles, tiene apenas un kilómetro cuadrado y está poblada por descendientes de varias tribus amerindias que se refugiaron allí para escapar de la persecución estatal en el siglo XIX. Pero el calentamiento global ha convertido a la isla en un símbolo del mal que devora Luisiana: la erosión. 

Este estado, afectado regularmente por devastadores huracanes, ve desde mucho tiempo cómo su línea costera retrocede inexorablemente. 

Territorio sumergido

En total, se construirán 37 casas nuevas en Schriever para albergar a cien residentes o exresidentes de la Isle de Jean Charles, gracias a los US$48 millones de la ayuda federal. 

“Se trata del primer proyecto de este tipo en la historia de nuestro país”, dice el gobernador demócrata de Luisiana, John Bel Edwards, quien asistió a la entrega de las propiedades. 

“Ya habíamos comprado casas para trasladar a la gente. Pero nunca habíamos trasladado a una comunidad entera debido al cambio climático”, apunta. Desde la década de 1930, la Isle de Jean Charles ha perdido el 90 por ciento de su superficie, explica Alex Kolker, profesor asociado del Consorcio Marino de las Universidades de Luisiana.

La isla ya era frágil, y el cambio climático “la ha puesto aún más en peligro”, dice: el nivel del mar está subiendo, el suelo se está hundiendo y la erosión es rampante. La frecuencia e intensidad de las tormentas agrava el problema. 

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
La OMS alerta de que el 99 por ciento de la población mundial respira aire contaminado
noticia AFP
Ucrania sufre crisis de refugiados más acelerada de Europa desde Segunda Guerra Mundial, según la ONU
noticia Fernando González Davison
Mulet por Mulet


Más en esta sección

Reportan inundaciones en Mazatenango

otras-noticias

Celebran el Día de la Unidad Alemana

otras-noticias

Blinken inicia en Colombia una gira poco usual por América Latina

otras-noticias

Publicidad