[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Pakistán, que llora un millar de decesos, se prepara para nuevas inundaciones


foto-articulo-Mundo

El sur de Pakistán, golpeado por fuertes inundaciones, se preparaba este domingo para nuevas riadas debido a las crecidas de los cauces tras las lluvias monzónicas, que han dejado más de un millar de muertos en todo el país.

Entre el domingo y el lunes murieron 28 personas en todo Pakistán, lo que elevó el número de víctimas fatales a 1 mil 061, según la Autoridad Nacional de Manejo de Desastres (NDMA).

La entidad reconoció que no ha podido acceder a las comunidades aisladas de las regiones montañosas en el norte del país, por lo cual la cifra podría aumentar.

El Indo, el río que atraviesa la provincia de Sind en el sur, no deja de crecer alimentado por decenas de riachuelos y torrentes desbordados por las fuertes lluvias y el deshielo de los glaciares.

Las compuertas de una importante represa se han abierto para hacer frente a un caudal de más de 600 mil m3 por segundo, indicó un responsable del embalse, cerca de la ciudad de Sukkur, en la provincia de Sind, donde viven unas 500 mil personas.

Las autoridades han advertido que los torrentes de agua llegarán a esta provincia del sur en los próximos días, lo que empeorará la situación de millones de personas ya afectadas por las inundaciones.

El primer ministro Shehbaz Sharif, que ha anulado un viaje a Gran Bretaña para dedicarse a supervisar las operaciones de rescate, dijo no haber visto nunca algo parecido.

“Ha habido pueblos aniquilados y millones de casas devastadas. Hay una enorme destrucción”, dijo tras sobrevolar Sind en helicóptero. 

Los responsables paquistaníes atribuyen estos fenómenos extremos al cambio climático y aseguran que el país sufre las consecuencias de las prácticas medioambientales irresponsables de otras partes del mundo.

Un paquistaní de cada siete

Más de 33 millones de personas —uno de cada siete habitantes— se vieron afectadas por las lluvias de este año y cerca de un millón de casas quedaron destruidas o seriamente dañadas, según el gobierno.

En la provincia de Sind, decenas de miles de habitantes en zonas rurales se refugiaron en carreteras elevadas o en las vías del tren. 

Cerca de Sukkur, se instalaron tiendas de campaña para acoger a los siniestrados, que no dejaban de llegar en barcos con las pocas pertenencias que podían cargar.

“El agua del río empezó a subir desde ayer, inundando todos los pueblos y obligándonos a huir”, declaró a la AFP Wakeel Ahmed, un obrero de 22 años.

En el norte de Pakistán, miles de personas que viven cerca de ríos recibieron la orden el sábado de evacuar la zona. Helicópteros y equipos de rescate seguían sacando el domingo a los vecinos que todavía permanecían en el lugar.

“Tuvimos que socorrer a niños y mujeres”, dijo desde el valle de Swat un socorrista, Umar Rafiq, a la AFP.

En esta zona turística, conocida por sus escarpadas montañas, muchos ríos se desbordaron y arrasaron decenas de edificios, entre ellos un hotel de 150 habitaciones.

El propietario de una pensión, Nasir Khan, ya afectado por las inundaciones de 2010, dijo que lo había perdido todo. “La parte del edificio que se salvó hace 12 años quedó sumergida entre las aguas”, explicó a AFP.

Estas lluvias monzónicas –que se producen cada año entre junio y septiembre– son comparables a las de 2010, en las que murieron unas 2 mil personas y dejaron casi una quinta parte del país anegado, según las autoridades.

El monzón es esencial para el riego de las plantaciones y la reposición de los recursos hídricos del subcontinente indio. Pero también aporta su lote de dramas y destrucciones. Monzón.

El viernes, el gobierno decretó el estado de emergencia y movilizó al ejército para hacer frente a esta “catástrofe de magnitud inédita”, en palabras de la ministra del Cambio Climático, Sherry Rehman.

Pakistán es especialmente vulnerable al cambio climático. Figura en la octava posición de los países más amenazados por los fenómenos meteorológicos extremos, según un estudio de la oenegé Germanwatch. 

Estas inundaciones tienen lugar en un contexto muy complicado para el país, cuya economía está por los suelos y atraviesa una profunda crisis política, después de que el primer ministro Imran Khan fuera derrocado en abril por una moción de censura en el Parlamento.

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
México disuelve unidad antinarcóticos entrenada por EE.UU.
noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Autoridades reportan accidente de tránsito en ruta Interamericana que involucra siete vehículos
noticia AFP
Jugar a videojuegos no tiene consecuencias para el bienestar, según un estudio


Más en esta sección

Reportan inundaciones en Mazatenango

otras-noticias

Celebran el Día de la Unidad Alemana

otras-noticias

Blinken inicia en Colombia una gira poco usual por América Latina

otras-noticias

Publicidad