[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Ortega quiere exiliar a un obispo nicaragüense, según exasesor


foto-articulo-Mundo

El Gobierno de Nicaragua persigue una negociación con el Vaticano o con el Episcopado nicaragüense que culmine con el exilio del obispo Rolando Álvarez, un crítico del presidente Daniel Ortega y quien se encuentra retenido por las autoridades desde el jueves pasado, valoró este lunes el sociólogo y analista político Oscar René Vargas.

Álvarez, obispo de la diócesis de Matagalpa (norte), fue acusado el viernes pasado por la Policía Nacional de intentar “organizar grupos violentos”, supuestamente “con el propósito de desestabilizar al Estado de Nicaragua y atacar a las autoridades constitucionales”, y desde el jueves se encuentra retenido junto a cinco sacerdotes y seis laicos en el Palacio Episcopal, que está sitiado por fuerzas especiales policiales.

“Al escalar la campaña represiva (contra la Iglesia católica y en particular al alto jerarca), Ortega persigue el objetivo de llegar a una negociación con el Vaticano o con la Conferencia Episcopal de Nicaragua que culmine con el exilio del obispo Rolando Álvarez, como sucedió con el obispo Silvio Báez” en 2019, anotó el analista, que fue asesor de Ortega durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990).

“La otra posibilidad sería expulsarlo del país como hicieron con el obispo Pablo Vega, en 1986, suspendiéndole el derecho a permanecer en el país”, indicó Vargas, actualmente distanciado de Ortega y exiliado, en un escrito publicado en sus redes sociales.

“La tercera posibilidad es que comiencen a citar a la Policía a los ciudadanos/ciudadanas que se han manifestado en apoyo al obispo Álvarez para amedrentarlos/atemorizarnos con el objetivo evitar que las protestas (a favor) se propaguen”, continuó.

UN OBISPO POPULAR

A su juicio, el temor de Ortega con el jerarca se basa en que el 22 de julio pasado hubo una procesión multitudinaria del Divino Niño en Matagalpa, “en donde participaron 10 veces más de personas que las que participaron en la marcha que organizó el régimen del 19 julio” en ocasión del 43 aniversario de la revolución sandinista.

Según el sociólogo, autor de 35 libros, la apuesta de Ortega “es frenar el avance del descontento social antes de que tenga un efecto dominó en su base social, que se disparó como respuesta al conflicto político desde el 2018”.

El diputado sandinista Moisés Absalón Pastora dijo en el estatal Canal 6, donde dirige un programa, que no descartan que el papa Francisco llame al obispo Álvarez como “asesor”, como lo hizo con Báez, obispo auxiliar de Managua y crítico de Ortega, en medio de la crisis sociopolítica que vive el país.

El jerarca “está en una situación así (bajo investigación). No hay acusación (penal), porque no vaya a ser que el Papa lo llame como asesor, como hizo con Silvio Báez. No son aquellos divinos que, por andar con sotana, son intocables”, señaló el legislador a través de su programa.

Hasta ahora el Vaticano no se ha pronunciado sobre las recientes acciones del Gobierno sandinista contra la Iglesia católica nicaragüense, que incluye la retención del obispo Álvarez, el cierre de ocho radioemisoras, excluir de la programación de la televisión por suscripción a tres canales católicos, y el ingreso a la fuerza y allanamiento a una parroquia.

ORTEGA HA TILDADO DE “TERRORISTAS” A OBISPOS

La Policía, que dirige Francisco Díaz, consuegro del presidente Ortega, ha iniciado un proceso de investigación contra Álvarez, con la finalidad de determinar la “responsabilidad penal de las personas involucradas en la comisión de estos actos delictivos, de los cuales se ha informado al Ministerio Público y al Poder Judicial”, y que “las personas investigadas -que no mencionó- se mantendrán en sus casas”.

El jueves, el religioso pidió a la Policía que lo dejen oficiar la misa con sus feligreses dentro de una parroquia.

Las relaciones entre los sandinistas y la Iglesia católica de Nicaragua han estado marcadas por roces y desconfianzas en los últimos 43 años.

Ortega ha tildado de “terroristas” a los obispos nicaragüenses que actuaron como mediadores de un diálogo nacional con el que se buscaba una salida pacífica a la crisis que vive el país desde abril de 2018.

Nicaragua vive una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones de noviembre pasado en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia afp
Ancelotti: “Ya estar en la final es un éxito”
noticia Redacción/elPeriódico
Sepultan a una familia completa tras su asesinato en Morales, Izabal
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Localizan un arma de fuego y tres armas artesanales en centro juvenil Las Gaviotas


Más en esta sección

Eterno Kipchoge impone récord mundial en la Maratón de Berlin

otras-noticias

Djokovic pierde y equipo mundial acaricia el triunfo

otras-noticias

Luis Tena: “Pese a la derrota, la gente salió contenta con la Selección”

otras-noticias

Publicidad