[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Auge de las escuelas “paralelas” en Venezuela


Ante el deterioro de la educación pública, la población educativa ha optado por tutorías.

foto-articulo-Mundo

Martha Guevara organiza lápices, hojas y libros sobre una pequeña mesa de madera en el porche de su casa, mientras se prepara para dictar tutorías a niños y adolescentes que sufren el deterioro de la educación pública en Venezuela.

El pueblo de Montalbán (Carabobo, centro), donde vive Martha, es ejemplo de la crisis en la educación pública: escuelas con la pintura caída albergan un alarmante déficit de profesores, una secuela de los bajos salarios y la migración.

Lleva la mitad de sus 51 años dedicándose a enseñar Física, Matemáticas y Química en las escuelas de este pueblo agrícola de 33.000 habitantes, y luego del confinamiento por la pandemia comenzó a recibir llamadas de padres que no encontraban cómo educar a sus hijos.

Ahora atiende a 12 estudiantes en su casa a US$2 la hora, aunque no todos pueden pagar.

“Ella, por lo menos, a veces me da pollo”, dice señalando a una vecina que la visita en su casa. “Una señora hace torta y entonces me dice: te voy a dejar una torta para que me veas el niño dos veces”.

Las llamadas tareas dirigidas -orientación escolar después de la escuela- siempre existieron, pero ahora vienen tomando el lugar de la educación formal, sobre todo con la pandemia.

Si bien el gobierno ordenó clases virtuales, muchos alumnos de bajos recursos quedaron prácticamente excluidos por no tener internet, ni dispositivos para conectarse. Además, en varias regiones son frecuentes los cortes eléctricos.

Tras un año cerradas, las escuelas abrieron, pero las tareas dirigidas continúan siendo una alternativa ante una decadencia del sistema público que el gobierno no reconoce.

El presidente Nicolás Maduro, que se ha felicitado por el manejo de la educación a distancia, ordenó a finales de junio que los planteles sean reparados por militares.

No hay un censo, porque la mayoría opera en la informalidad, pero “alrededor de un 30% de los niños en edad escolar, entre 6 y 16 años, están acudiendo” a estos centros alternativos, asegura Antonio Canova, director la ONG Un Estado de Derecho, basado en un estudio hecho en Montalbán y la barriada de Petare en Caracas.

El “aula” de Martha, que es maestra en una escuela pública, tiene un comedor con cuatro sillas de madera en el porche. En un muro blanco que da a la calle se lee un anuncio: “CLASES PARTICULARES”. 

“Con ella ha aprendido mucho”, dice Silenia Mendoza, una comerciante de 60 años que contrató a Martha como tutora de su nieta Nathalia porque en el liceo “no dan mucha clase”.

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Hugo Maul R.
¿Repitiendo la crisis y errores de los 70?
noticia AFP
Occidente presiona a China para que deje de apoyar a Rusia
noticia Nuevas Narrativas/ Caterina Méndez
Guatemala es buena (y una tierra muy rica)


Más en esta sección

Gobierno pide información sobre 34 cuentas. ¿A quién quiere investigar?

otras-noticias

Comisión del Congreso canceló la citación con el PDH

otras-noticias

Presentan hallazgos sobre discriminación y criminalización de mujeres y jóvenes en el ejercicio de su sexualidad

otras-noticias

Publicidad