[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

360° a vuelo de pájaro


Las fusiones y adquisiciones farmacéuticas alcanzaron niveles récord en 2018 y 2019 e incluso continuaron durante el primer año de la pandemia.

foto-articulo-Mundo

El desempleo en EE. UU. está en su nivel más bajo en cinco décadas. En junio, se agregaron casi 400 mil puestos de trabajo, mucho más de lo previsto y una clara ilustración de la extrema estrechez del mercado laboral. Pero una mirada debajo de la superficie del informe de empleo de junio y otros datos recientes muestra cuán caliente es realmente. “Nuestro sector privado ahora ha recuperado todos los empleos perdidos durante la pandemia y agregó empleos sustancialmente arriba de ese nivel pre-pandémico”, dijo el viernes el presidente Joe Biden. Pero si bien la Casa Blanca se complace en promocionar su paquete de rescate pandémico y otras políticas de recuperación como razones clave de las cifras históricas, la alta inflación alimentada en parte por la guerra de Rusia contra Ucrania ha convertido a todos esos estadounidenses con empleos remunerados tanto en una bendición como en una maldición. Los economistas habían previsto un aumento más moderado, lo que a su vez llevó a algunos en Wall Street a predecir menos razones para que la Fed se moviera tan rápido con planes para aumentar las tasas de interés y, por lo tanto, presentara menos riesgo de un aterrizaje forzoso. Pero con los datos del viernes y un informe potencialmente sombrío sobre los precios al consumidor la próxima semana, ya no se considera probable un banco central optimista cuando se trata de aumentos de tasas. “Se puede contar prácticamente con 75 puntos básicos en julio”, dijo Jim Caron, estratega jefe de renta fija de Morgan Stanley Investment Management. “El mercado laboral es fuerte y no está renunciando a ningún crecimiento”.

 

Mientras reclamaba el crédito por el brillante panorama laboral de Estados Unidos, Biden reconoció el dolor de la alta inflación. Pero también señaló que los precios de la gasolina en Estados Unidos han bajado 25 días seguidos. De hecho, los precios en la bomba acaban de experimentar su mayor caída en un solo día en más de una década. Los precios promedio cayeron 3.1 centavos a US$4.721 por galón durante la noche, marcando la mayor caída diaria desde diciembre de 2008. Y la caída de más de tres semanas en los precios es la racha más larga de caídas desde abril de 2020.

 

Elon Musk dijo que planeaba rescindir su exitoso acuerdo de US$44 millardos para comprar Twitter, después de indicar públicamente durante meses que no estaba satisfecho.

 

En una presentación ante los reguladores, Musk dijo que no se podía resolver un continuo desacuerdo con Twitter sobre la cantidad de cuentas de ‘spam’ en la plataforma.

 

Las fusiones y adquisiciones farmacéuticas alcanzaron niveles récord en 2018 y 2019 e incluso continuaron durante el primer año de la pandemia. Al mismo tiempo, las principales empresas de biotecnología se acostumbraron a recaudar grandes sumas de dinero de los mercados de capitales públicos y privados, solo para que la financiación se viera arrastrada por la incertidumbre económica. La actividad alcanzó un mínimo de cinco años en el segundo trimestre de 2021, tanto en términos de monto en dólares como de frecuencia de transacciones biotecnológicas.

 

Pero los analistas esperaban un resurgimiento de las fusiones y adquisiciones de biotecnología a medida que caen las valoraciones, sabiendo que es probable que las grandes empresas de biotecnología salgan a la caza durante la recesión. ¿Una de esas empresas está bajo una presión considerable para impulsar el frenesí de fusiones y adquisiciones?: Merck, que obtiene una gran parte de sus ingresos (demasiados, dicen algunos) del medicamento contra el cáncer Keytruda, uno de los medicamentos más rentables del mundo. Keytruda, que experimentó un crecimiento de ventas del 20% el año pasado a US$17 mil millones, competirá con medicamentos genéricos más baratos a partir de 2028. Es por eso que no sorprende que la compañía esté considerando desembolsar casi US$40 millardos en Seagen:

  • Con sede en el área de Seattle, Seagen está desarrollando terapias contra el cáncer que usan conjugados de anticuerpos y anticuerpos modificados con azúcar, los cuales (a diferencia de la quimioterapia) se dirigen a las células cancerosas y evitan las sanas. La empresa cuenta con la aprobación de la FDA para cuatro tratamientos contra el cáncer y, el año pasado, generó US$1.6 millardos en ingresos.
  • Seagen es una acción rara en ascenso, con un aumento del 13% este año, lo suficientemente bueno para un valor de mercado de US$32 millardos. Una fuente que habló con ‘Bloomberg’ dijo que Merck está considerando una oferta de US$200 por acción, buena para una prima del 14% sobre el precio actual de sus acciones y una valoración de más de US$37 millardos, y puede aumentar la oferta aún más.

Según ‘Bloomberg’, Sanofi, Pfizer, Amgen, Gilead Sciences y Roche se encuentran entre las principales empresas de biotecnología que buscan ofertas en este momento. ¿Se acerca un paroxismo de compras?

Hay un número creciente de señales de que la economía se está desacelerando.

  • La demanda de bienes raíces residenciales ha disminuido y la construcción de nuevas viviendas se está desacelerando. Las compañías de bienes raíces, incluidas Compass, Redfin y Zillow, así como los prestamistas hipotecarios, como Wells Fargo, han despedido a sus empleados en previsión de una recesión de la vivienda.
  • Las materias primas clave están cayendo, lo que indica una desaceleración de la demanda mundial. El precio del crudo Brent, la referencia mundial del petróleo, cayó por debajo de los US$100 el barril el miércoles por primera vez desde finales de abril. Copper, que es apodado “Dr. Cobre” por su supuesta capacidad para diagnosticar las tendencias económicas mundiales, ha bajado más del 20% este año, y la semana pasada alcanzó un mínimo de 17 meses.
  • Las acciones están a la baja, y el mercado estadounidense sufre el peor primer semestre en más de 50 años. Los bonos también son señales de advertencia intermitentes: el rendimiento del Tesoro a 10 años ha caído por debajo del rendimiento a dos años, lo que resulta en la llamada curva de rendimiento invertida que a menudo se asocia con una recesión.

No obstante, el mercado laboral, aunque se está desacelerando, continúa sugiriendo que la economía es bastante saludable. La tasa de desempleo, 3.6 por ciento, es una de las más bajas en décadas. (Cualquier cosa por debajo del 5 por ciento se considera buena). Y el gasto del consumidor sigue siendo fuerte.

La Fed está tratando de desacelerar la economía para reducir la inflación, pero le gustaría evitar una recesión. Cualquier indicación de un crecimiento inusual, especialmente de uno tan fundamental para la economía como el empleo, puede incitar a la Fed a seguir aumentando las tasas de interés y aumentar la probabilidad de una recesión.

Jose Zamora
Presidente y fundador de elPeriódico. Por defender la libertad de prensa, ha sido galardonado con el "International Press Freedom Award", el "Maria Moors Cabot Prize", el "International Journalism Award" y el "Premio Myrna Mack".

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Carlos cruz / elPeriódico
Padres de migrante fallecida sin información sobre su hija
noticia Lorena Álvarez/elPeriódico
Expectativas positivas para la economía a pesar de la incertidumbre
noticia Isela Espinoza
Industria de alimentos preocupada por debilidad en la gobernanza


Más en esta sección

“El lenguaje del Inframundo: Estudio sobre discursos mayas en contextos de cuevas” se presenta en el Museo Popol Vuh

otras-noticias

Anunciarán cambios en el Ministerio de Finanzas, Banguat y SIB

otras-noticias

Algunas películas que han marcado la historia del cine en Guatemala y que quizá no conocías

otras-noticias

Publicidad